14 de noviembre de 2014

“Ante el encarecimiento de la tierra, es lógica la aparición del PH” El primer edificio de tres pisos en el casco de Roldán abrió el debate sobre la construcción en altura en la ciudad. Desde la Federación Inmobiliaria, estiman que no será el último.

Cuando en Rosario el costo de la tierra empezó a hacerse inalcanzable para un alto porcentaje de la población, se sintió el derrame en las ciudades vecinas. En ese momento, la aparición de los loteos fuera del casco urbano de localidades como Funes y Roldán, fue la solución sobre todo para parejas jóvenes que luego fueron quienes motorizaron el Plan Procrear. Ahora, una nueva tipología empieza a asomar: la del edificio de propiedad horizontal, un fenómeno que los especialistas consideran como “lógico”.

“Es una alternativa que empieza a surgir al encarecerse la tierra, ya que donde antes la amortizaba una sola persona, ahora se necesitan dos o tres, entonces aquel que no puede acceder a una vivienda individual, quizás sí puede alcanzar una colectiva. Esto ocurrió en el área periférica de Rosario, es el inicio del PH”, describió el presidente de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (Fira), Javier Grandinetti, en diálogo con El Roldanense.

El especialista recordó que en Rosario ya se vivió la situación: “El PH se da primero en el centro, después en el macrocentro, luego en los barrios y ahora por ejemplo empiezan a surgir en Fisherton. Es una tipología que por lo general es sostenida por los que ya viven en la ciudad o los que se quieren mudar porque les gusta el lugar”, agregó y sumó: “Es lógico que esto también empiece a suceder en ciudades vecinas”.

Lo cierto es que el debate por la construcción en altura en Roldán ya está abierto. De hecho, El Roldanense publicó esta semana que desde el bloque oficialista del Concejo estarían decididos a avanzar con la fijación de nuevos estándares que contemplen nuevas formas de desarrollo urbano. En tanto, el Frente Progresista también estaría dispuesto a desandar ese camino.

Todo surge a partir de la aparición del primer edificio de planta baja y tres pisos en la ciudad. El mismo está en construcción en calle Rivadavia casi llegando a Bv. San Martín y ya ameritó que ingrese un pedido de excepción al Concejo dado que el proyecto no se encuadra en las ordenanzas de habilitación vigentes –se admiten hasta PB y dos pisos-.