6 de abril de 2016

Buscan regular el funcionamiento de gimnasios en la ciudad Un proyecto de ordenanza propone medidas que tiendan al cuidado de la salud. De prosperar, no cualquiera podrá ser dueño de un establecimiento de actividad física.

Un proyecto de ordenanza presentado en el Concejo toma nota de “la falta de legislación que regule la actividad en los gimnasios de la ciudad de Roldán en cuanto a la protección de la salud” y propone la instrumentación de una serie de pautas que vayan en ese sentido.

La iniciativa, impulsada desde el bloque del Frente Progresista, estipula la necesidad de que los establecimientos locales de las características mencionadas lleven un registro de certificados médicos de los asistentes, cuya renovación deberá ser de carácter anual.

En sus considerandos, el proyecto indica que un requerimiento de esa naturaleza rige en la santafesina ciudad de Rafaela y que la experiencia muestra que se trata de una herramienta que permite detectar escenarios de “soplos cardíacos, escoliosis, cifosis, pie plano, e informar sobre epilepsias, asmas o alergias, datos vitales para que el profesional a cargo de la actividad física oriente su práctica”.

Por otro lado, la iniciativa presentada por el espacio opositor del Concejo determina que los gimnasios que deseen funcionar en Roldán deberán ser manejados por “profesores de Educación Física, kinesiólogos, médicos fisiatras, terapistas físicos con títulos habilitantes.

Además, se fija la obligatoriedad de que los profesionales a cargo acrediten la realización de un curso de reanimación cardiopulmonar (RCP) en una “institución autorizada para tal fin”.