10 de junio de 2015

Candidatos y loteos: ¿Deben habilitarse nuevos barrios en la ciudad? ¿Qué evaluación hacen del proceso urbanizador de los últimos años quienes se postulan a concejal en las elecciones del domingo? ¿Cuál debería ser la posición del cuerpo legislativo en relación al tema?

Sin dudas que el proceso urbanizador de los últimos años le ha cambiado la cara a Roldán, convirtiéndola en una de las ciudades de la región que más ha crecido desde hace una década hasta hoy. Como no podría ser de otra manera frente a un fenómeno de semejante magnitud, con los nuevos barrios surgió toda una serie de discusiones y el planteo acerca de cómo seguir de cara al futuro.

Tal como hiciera en relación a los asuntos del transporte y la Tasa Municipal, El Roldanense consultó a los principales candidatos a concejal de cada espacio si en el futuro cercano deberían aprobarse nuevos emprendimientos inombiliarios. Es que, en definitiva, el órgano deliberativo local tiene un papel fundamental esa toma de decisiones.

Susana Abo Hamed (Frente Justicialista para la Victoria)

La ciudad de Roldán, en los últimos años ha crecido, por un natural desarrollo endógeno, por el efecto desborde de Rosario, su perfil, y su ubicación estratégica, y está destinada a seguir creciendo. Es la ciudad del departamento que mas ha crecido en estos últimos 10 años. Esta gestión, con muy buen criterio, no está de acuerdo con los barrios “cerrados”, porque además de cortar la traza urbana, constituyen “ghetos”, o espacios sin integración comunitaria. Las urbanizaciones eran habilitadas según el Plan Regulador en vigencia, pero ante la creciente demanda, fue necesario incorporar condiciones mas adecuadas para equiparar los servicios respecto a los del casco histórico. En 2010, siendo concejal, fui autora de la Ordenanza 677/10 sobre requerimientos para la realización de nuevos loteos en la ciudad, fonde se exige a los emprendedores la reserva y donación de parcelas en un 40 por ciento de la superficie total, destinadas al equipamiento comunitario y la instalación de mas y mejores servicios de infraestructura necesarios para garantizar la calidad de vida de sus habitantes. En la medida que se consoliden las urbanizaciones que ya están en proceso, seguramente este crecimiento planteará nuevas demandas. No se puede frenar el crecimiento, y es nuestro deber como funcionarios seguir trabajando por los roldanenses del presente y del futuro.

Daniel Escalante (Frente Progresista Cívico y Social)

No podemos con la cantidad de lotes libres de construcción que hoy tenemos permitir más urbanizaciones. Hay una realidad: la falta de respuesta en servicios sobre todo a las nuevas urbanizaciones, y no tan nuevas también, hace que seguir urbanizando sería empeorar la falta de sustentabilidad que hoy tiene la ciudad. El Municipio no tiene la infraestructura necesaria (escuelas, comisarías, centros de salud, transporte, recolección de residuos, etc.) porque no se planificó lo que se iba a tener que afrontar. Primero debemos garantizar la correcta prestación de servicios en todos los barrios y sobre todo ocupar los miles de lotes que están vacíos. Hay que planificar, pensemos que expandir la ciudad hace más difícil la prestación de servicios. Tenemos que planificar la ciudad con profesionales en la materia y diseñar un nuevo plan estratégico a 20 o 30 años y que de este surja en qué momento realizar las nuevas urbanizaciones que tendrán que tener asegurado la correcta prestación de servicios y calidad de vida para sus habitantes. Nosotros proponemos ese tipo de ciudad.

Lucas Vicario (Unión PRO Federal)

Cada nuevo pedido debe analizarse en forma independiente; no creemos que sea bueno oponerse al desarrollo, pero debemos tener en cuenta que cuando se aprueba un desarrollo urbanístico se debe tener previsto con qué servicios va a contar el mismo, como se van a prestar, a cargo de quién van a estarlas inversiones iniciales necesarias, etcétera. Sin esto, sucede lo que está sucediendo: crecimiento sin desarrollo.

Diego Di Santo (Frente Renovador de la Esperanza)

Habilitar tantos barrios nuevos y después no poder brindar los correspondientes servicios provocó un colapso. Está perfecto que los empresarios vengan a invertir a Roldán, porque eso genera crecimiento y trabajo para la ciudad, pero tenemos que exigirles a los desarrolladores que cumplan con espacios para destacamento, escuela, oficina de la Municipalidad. En cierta medida se está haciendo, pero de manera insuficiente y a destiempo: el vecino de Tierra de Sueños, por ejemplo, se vino a vivir con un montón de promesas como el gas natural, que está todavía en veremos. Por otro lado, hay que pensar en la descentralización del Municipio. Para el vecino de un loteo, ir a pagar un impuesto al casco urbano es un trastorno. Y lo mismo en relación al obrador.