22 de abril de 2015

Caos en la A012: “Si no se hacen las obras, esto no va a terminar” José Emilio Bernasconi, ex titular de la CNRT, analizó en diálogo con El Roldanense la problemática del tránsito vehicular en el corredor que atraviesa a la ciudad. ¿Qué opina del proyecto de bypass?

Tal como sucede en cada temporada de cosecha granaria, el paisaje que por estos días exhibe la Ruta A012 en su paso por la ciudad da cuenta de la deficiente estructura con que cuenta la región para hacer llegar la producción a los puertos del Gran Rosario. Largas colas de camiones que se mueven a paso de hombre generan un caos vehicular que no sólo implica exasperantes demoras en el traslado interno de los vecinos sino también graves situaciones de inseguridad vial.

El Roldanense consultó sobre la problemática al ingeniero José Emilio Bernasconi, especialista en la materia que supo desempeñarse como titular del Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y como subsecretario de Transporte de Santa Fe. “Si no hacen las obras, esto no va a terminar”, sentenció para empezar a explicar el escenario.

¿Cuáles serían esas obras?

Está en estudio desde hace cuatro años el proyecto de la doble traza de la A012. Eso sería un alivio importante. Y también hay que trabajar en los demás accesos a los puertos del norte del Gran Rosario.

¿Son justamente esas terminales las que más problemas presentan?

Hay que entender que el 80 por ciento de los camiones que transportan carga hacia los puertos del Gran Rosario van a la zona norte: San Lorenzo, Puerto General San Martín y ahora se sumó Timbúes, que tiene tres plantas instaladas con una capacidad de molienda de 37.500 toneladas diarias.

¿De cuántos camiones estamos hablando?

Estimo que debemos estar en un récord de camiones por día. El promedio anual es de 5000 camiones diarios entrando y saliendo de los puertos del norte del Gran Rosario. Me animo a decir que hoy debemos estar entre 5500 y 6000 de ida y otro tanto de vuelta. Es decir, unos 12.000 camiones por día.

¿Ello tiene que ver estrictamente con el récord de cosecha?

Se explica en buena medida por el récord de cosecha, aunque la relación no es del todo lineal. Tiene mucho que ver también con la conducta del productor, que en este momento está saliendo a vender por necesidades económicas.

¿Y qué ocurre con el ferrocarril?

Por supuesto que se necesita la presencia de un ferrocarril más activo. Más allá de discutir la estatización o no estatización, lo importante es avanzar con planes de obras que lo conviertan en una herramienta estratégica y con capacidad para mucho más volumen de carga. Hoy en día el tren mueve sólo el 17 por ciento de la producción que entra a los puertos del Gran Rosario.

¿Qué términos porcentuales podrían considerarse más aceptables?

En Estados Unidos, por ejemplo, el transporte de la producción se reparte prácticamente en partes iguales entre hidrovía, ferrocarril y transporte automotor. Lo ideal es explotar al máximo posible el transporte por agua y tren, y que el resto sí vaya en los camiones.

¿El desarrollo de un sistema ferroviario adecuado terminaría por completo con la problemática?

Aunque se avance con el tren, el problema va a seguir estando porque esta temporada estamos hablando de 100 millones de toneladas, pero dentro de cinco o seis años ese número se va a ir, muy factiblemente, a 120.

¿Qué evaluación hace de los esfuerzos que llegan desde el Estado en materia de transporte?

No existe una política de transporte en Argentina. Para hablar en serio de desarrollo se necesita diseñar una matriz de transporte racional que tenga en cuenta problemas tales como costos, accidentes, impacto ambiental.

Al comenzar la entrevista mencionó usted el proyecto de doble traza para la totalidad de la A012. Ahí estaría incluido un bypass en Roldán. ¿Cree que ello brindaría una solución a los problemas de tránsito que vive la ciudad a lo largo de todo el año, especialmente para esta época?

El tema del bypass yo no sé si es tan necesario, pero se hizo mucha fuerza desde la localidad para que entre en el proyecto. Lo que sí es seguro es que el bypass tiene sentido si luego se acompaña con una debida regulación del uso del suelo: si el día de mañana Roldán crece alrededor del bypass o se permite el desarrollo de loteos a sus costados, volvemos a la misma situación de origen.