14 de septiembre de 2016

Chicos de la Escuela Especial no pueden asistir a clase por falta de traslado Se trata de cinco alumnos funenses, cuyo transporte hasta Roldán es responsabilidad del Municipio vecino. El problema persiste desde hace dos semanas.

Cinco jóvenes oriundos de Funes se encuentran imposibilitados de asistir a clases en la Escuela Especial Nº 2056 de Roldán por una falla mecánica en el móvil de traslado que funciona bajo la órbita del Municipio vecino. Según denuncias que tomaron carácter público, el problema persiste desde hace dos semanas.

Tal como informa el portal Info Funes, el edil Roly Santacroce fue quien hizo resonar el tema en el Concejo con duras acusaciones al Ejecutivo de la localidad aledaña y más específicamente para sus políticas de acción social. “No es la primera vez que sucede”, dijo.

El concejal apuntó que no funciona la traffic para discapacitados motrices del Municipio, a cargo del traslado de los alumnos. Los chicos no asisten al establecimiento desde hace dos semanas y se supo que el arreglo del coche demoraría otros quince días.

“No tienen intención de solucionar los problemas de estos chicos”, denunció Santacroce y propuso enviar una carta al intendente Diego León Barreto para que de forma inmediata se plantee una alternativa y que los estudiantes puedan volver a clases. La medida fue acompañada por el voto unánime de todos los concejales.

Lucía Carmelino, directora de la Escuela Especial Nº 2056, confirmó que los cinco alumnos funenses -de entre 10 y 12 años- están perdiendo días de clase, ya que la mayoría de ellos necesitan indispensablemente de la movilidad provista por la Municipalidad, que cuenta con una plataforma elevadora para sus sillas de ruedas.

La docente agregó que desde la dependencia de Inclusión Social de Funes anticiparon meses atrás que el Municipio vecino “no puede cumplir más con este servicio” y que eventualmente “cada familia deberá gestionar el traslado por su cuenta”. Y completó: “Se atenta contra el derecho a la educación de los chicos”.