30 de Diciembre de 2016

Aunque con una máxima de 37 grados, la última noche del año pinta bien Los servicios meteorológicos auguran que las celebraciones por Año Nuevo podrán hacerse en jardines, patios, terrazas y galerías.

A diferencia de lo que ocurrió en Nochebuena, para este Fin de Año no hay lluvias en el horizonte. Al menos es es lo que pronostican diferentes servicios meteológicos para la noche del 31 de diciembre, lo cual despeja el panorama para todos aquellos que pensaban celebrar al aire libre en la ciudad.

De hecho, si en la casa donde se reúne la familia hay alguna pileta a mano, mejor aún: es que se pronostican máximas que llegarán a los 37 grados, en lo que será la antesala de un domingo 1° que sí se pronostica algo lluvioso y bastante nublado.

Con 30° a las 9, la temperatura irá en ascenso durante todo el día, según prevé WindGurú, sin nubes ni lluvias. Muy similar es el panorama que plantea el Servicio Meteorológico nacional para esta zona del país: mínimas de 19° y máximas de 33°.