16 de mayo de 2017

Conflicto en el Concejo: buscan una salida, pero las diferencias se mantienen El bloque oficialista presentó una propuesta para destrabar la situación, pero los términos acercados no fueron bien recibidos por el Frente Progresista.

Diferencias en torno al tratamiento de dos mensajes del Ejecutivo mantienen al Concejo sin sesionar desde hace semanas y no hay señales claras que apunten hacia una solución. Si bien existen conversaciones entre oficialismo y oposición para encontrar una salida, lo cierto es que las diferencias se mantienen.

El bloque del Frente Para la Victoria (FPV) propuso la semana última volver “a foja cero” en relación a los procesos legislativos que dieron lugar a la discordia y analizar modificaciones al reglamento interno, pero desde el Frente Progresista (FPCyS) no tardaron en rechazar los términos planteados.

En diálogo con El Roldanense, la edila oficialista Susana Abo Hamed sostuvo que su espacio mantiene “voluntad conciliatoria” y que el planteo acercado tiene como objetivo revisar en conjunto lo actuado “desde diciembre a esta parte”, mientras el cuerpo retoma las sesiones. “Es básicamente lo que la oposición pidió en conferencia de prensa”, añadió.

En la misma línea con lo que su bloque viene expresando desde que se hizo pública la controversia, la concejala del FPV remarcó que hasta tanto no se acuerde una salida, su bloque seguirá apelando a la estrategia legislativa de no dar quórum porque “están peligrando las instituciones”.

En tanto, Abo Hamed agregó: “Es importante que la gente sepa que esto no quiere decir que no estemos trabajando. Seguimos asistiendo al trabajo en comisiones, también vamos a cada una de las sesiones y nos sentamos en la banca, como siempre”.

Por su lado, el concejal Daniel Escalante (FPCyS) adelantó su rechazo a la propuesta del oficialismo, por considerar que la misma incluye “condicionamientos que son difíciles de aceptar”. Y completó: “Volver a punto cero sería inviable e ilegal. Terminaríamos haciendo todo lo que dijimos que estaba mal”.

El edil opositor cargó tintas contra el Frente Para la Victoria: “Más que un conflicto, lo que está pasando es que ellos no dan quórum. Son responsables por la situación que atraviesa el Concejo”.

Las resoluciones de la discordia

Las discusiones que dieron lugar a la disputa surgieron en torno al tratamiento que el cuerpo le dio a dos mensajes del Ejecutivo, relativos a modificaciones de la fórmula polinómica que actualiza la Tasa de Servicios Públicos (TSP) y los montos de gastos menores del Municipio, los cuales fueron rechazados por el órgano legislativo.

En concreto, las diferencias se plantean en torno a dos resoluciones sobre esos temas emitidas desde la Secretaría del Concejo, las cuales son impugnadas como “ilegales” por parte de la oposición pero defendidas como procedentes por parte del oficialismo, en cuanto mecanismo de comunicación hacia la intendencia de lo acontecido dentro del recinto.

Sobre ese punto, la concejala Abo Hamed indicó que “asesores legales del Municipio avalan” los procedimientos en cuestión. “Haya aprobación o rechazo, siempre se debe comunicar con una resolución decreto u ordenanza. La oposición dice que se comunica con el acta; pero el acto no comunica, sólo certifica”, argumentó.

Escalante, por su lado y en sintonía con los argumentos que viene exponiendo su bloque, aseguró que un acta funciona por sí misma como comunicación al Ejecutivo y que “una resolución siempre necesita ser votada, lo cual no ha ocurrido en este caso”.