11 de mayo de 2016

Denuncian a templo evangelista por “cánticos, gritos y hasta zapateos” Un vecino que comparte medianera con el establecimiento religioso asegura sufrir “ruidos molestos”, al tiempo que plantea un debate sobre su habilitación y controles.

Una carta ingresada al Concejo en la sesión de este martes hace pública una denuncia de “ruidos molestos” para con un templo evangelista ubicado en pleno centro del casco urbano, al tiempo que plantea un debate sobre el régimen de habilitaciones y controles para establecimientos de esa naturaleza.

La misiva lleva la firma de un vecino que comparte medianera con el edificio religioso en cuestión, localizado en calle Almirante Brown al 400. Según se lee en el texto, el hombre asegura que cada domingo sufre “cánticos, música, gritos y hasta zapateos” en el horario que va desde las 17 hasta las 22.

“Después de casi un año, conseguí que me tomaran la denuncia por escrito. También en varias oportunidades llamé a la Guardia Urbana y concurrí personalmente para informar lo que sucede, lo que perjudica notablemente la vida familiar del fin de semana”, prosigue la nota.

Por último, el texto pone sobre la mesa una interrogante relativa a la postura del Estado local para con la apertura de templos evangélicos, en los que el uso elevado de la voz constituye una práctica usual a la hora de llevar adelante expresiones religiosas. “Me pregunto cuál es el área municipal responsable de habilitar/controlar estos lugares”, se pregunta el vecino afectado. Además, instala la necesidad de que se requieran “paneles de insonorización”.