7 de julio de 2015

Despedida oficial de la Asociación Rosarina de Tenis a Eduardo Schwank El deportista roldanense le dijo adiós definitivamente al circuito profesional, aunque sigue ligado al deporte.

La Asociación Rosarina de Tenis le brindó una despedida formal al roldanense Eduardo Schwank, quien el pasado 5 de junio anunció su retiro del circuito profesional.

“Quiero comunicarles que después de tantos años y dedicación en este maravilloso deporte llamado tenis he tomado la decisión de retirarme profesionalmente. El tenis fue todo en mi vida, estoy muy satisfecho y orgulloso de la carrera que desempeñé, donde pude obtener logros a los cuales nunca me imaginé haber podido llegar y que siempre van a estarán en mis recuerdos”, publicó el deportista local en su cuenta de Facebook para comunicar de manera oficial su alejamiento del circuito.

“Han pasado buenos y malos momentos donde aprendí muchísimo de cada uno de ellos, los cuales me permitieron desarrollarme profesionalmente, aprender y formarme como la persona que hoy soy. Siempre dije que cuando no sintiera más las ganas suficientes y la convicción para llevar adelante la carrera, era la hora de cerrar el ciclo y arrancar una nueva etapa en mi vida. Ese día es hoy”, dijo Schwank el pasado 5 de junio.

“Quiero agradecer mucho a mi familia. A mi viejo Rolando, la persona que me dio los valores, la energía y fuerzas necesarias para afrontar cada punto de mi vida. Espero que desde dónde estés puedas estar orgulloso de mí. A mi mama Marta, la que más me acompañó, siempre presente con su llanto o sonrisa en cada ida o regreso, y en tantos años de compañía, alentándome y procurándose de que al “nene” nunca le falte nada con el mejor amor de madre. A mis hermanos Leonardo, Gerardo y Edgardo los pilares y mis cables a tierra. Los que verdaderamente saben y siempre estuvieron presentes en mis peores momentos y con tan solo un abrazo alcanzó para levantarme y seguir luchando”, continuó el ahora ex tenista profesional.

En el tren de los agradecimientos también reconoció a su novia Constanza, la mujer que lo acompañó gran parte de la carrera. “Gracias por el amor y el respeto hacia mi profesión. Esto fue lo que permitió hacer más fácil llevar adelante la relación hermosa que transitamos. Gracias por hacer que mi sueño se hiciera realidad y que juntos logremos muchos más”, dijo el deportista.

“A todas las personas que trabajaron a mí alrededor, que fueron muchísimas. Gracias a entrenadores, preparadores físicos, médicos, kinesiólogos, psicólogos, managers, sponsors, etcétera. Gracias abuelos, tíos, primos, cuñadas, sobrinos. A mis amigos muchísimas gracias por su amistad y poder contar con ustedes, principalmente “Buby”, mi mano derecha y hermano del alma. Todas las personas, compañeros y amistades que siempre me hicieron llegar su apoyo y hacer sentir ese cariño constante. Siempre amé y amaré el tenis; solamente que ahora desde otro lugar”, concluyó Schwank.