25 de agosto de 2017

Alberto Di Carlo: “No vamos a seguir prestando el servicio que le corresponde al Municipio” El desarrollador de TDS salió al cruce del Ejecutivo por las obras adeudadas. “Hemos tenido siempre la mejor predisposición para llegar a un acuerdo”, aseguró.

El titular de Aldic, Alberto Di Carlo, salió al cruce del Municipio en el marco del conflicto judicial que los enfrenta y que tiene como eje al barrio Tierra de Sueños 3.

“Es llamativo que el intendente diga que no puede ingresar a un barrio que recibió en diciembre de 2011 por ordenanza y a través de un decreto firmado por él. Es llamativo que diga que no puede entrar a un barrio que es de él. Las calles, veredas y plazas son municipales”, dijo el empresario en diálogo con Roldán FM 92.

Di Carlo asegura que a principios de 2013 Catastro provincial recibió el plano del barrio firmado por el intendente y fue allí cuando se otorgaron las 4020 escrituras. “Ahí se empezó a cobrar impuesto inmobiliario, Coprol empezó a prestar el servicio y la EPE empezó a entregar medidores en diciembre en distintas partes del barrio. Hay un decreto donde el intendente aceptaba recibir las obras en forma parcial”, sumó.

“Actualmente hay mil permisos de edificación dados y cobrados por el Municipio, por los cuales recibió aproximadamente $15 millones en total por ese concepto. La Municipalidad tiene inspectores dentro del barrio controlando que las obras se hagan conforme a la reglamentación. Creo que hay un gran desconocimiento de las responsabilidades que la Municipalidad tiene”, agregó el titular de Aldic.

“En estos 55 meses en los que venimos prestando los servicios, lo hicimos porque tuvimos demora en la obra de gas, que fue la que más nos complicó. Este año entregamos el sector A y ahora se están haciendo pruebas en el sector B para que Litoal Gas ya lo apruebe. Fuimos teniendo la mejor buena voluntad con la intendencia de poder ir acompañando con lo que ellos tenían que prestar y no hacían. En 2014 donamos toda la maquinaria, una motoniveladora, una pala con retroescavadora, un tractor con demalezadora y varias máquinas para corte de pasto, y esas maquinas nunca estuvieron en el barrio para hacer los trabajos”, disparó el empresario.

Di Carlo dijo también que este viernes estaba yendo a notificarse de la demanda ya que se enteró “por los medios” de las acciones legales del Municipio. “En base a esto responderemos. Tenemos mucho para argumentar”, señaló.

El desarrollador remarcó que la única obra que se adeuda es la traza pavimentada que debe unir Tierra de Sueños 3 con el 2, y justificó: “Eso no se terminó porque en 2015 nos cambiaron la obra. De una traza de 700 metros que era lo que fijaba la addenda, pasó a ser una de hormigón de 3,5 kilómetros. Hemos tenido siempre la mejor predisposición para llegar a un acuerdo”.

Sobre si la empresa deja el barrio o no, Di Carlo respondió: “Nosotros vivimos más de 60 familias de la empresa en esos barrios y no nos vamos. Sólo que no vamos a seguir prestando el servicio que tiene que prestar la Municipalidad”.