23 de marzo de 2017

Docentes locales participaron de la masiva Marcha Nacional Educativa Se trasladaron este miércoles hasta Buenos Aires, donde se desarrolló una histórica convocatoria en reclamo por paritaria nacional y defensa de la escuela pública.

Un grupo de maestros locales se trasladó este miércoles hasta la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para participar de la multitudinaria Marcha Nacional Educativa que se desarrolló en Plaza de Mayo.

En diálogo con El Roldanense, la docente Natalia Porfiri destacó los motivos que la llevaron –junto a varios compañeros– a viajar y manifestarse hombro a hombro con colegas de todo el país: reclamar que el gobierno de Mauricio Macri convoque a paritaria y defensa de la escuela pública.

La maestra, que en la ciudad se desempeña en la primaria Pedro Dürst, dijo: “La marcha fue una fiesta de nuestros derechos, en cuanto un momento de lucha con la alegría de ver que estamos juntos en este reclamo, maestros de todas las provincias”.

Porfiri consideró que “cada frase de Macri , que ahora dijo que los chicos caen en la escuela pública, suma un nuevo compañero a las movilizaciones y así este miércoles llegamos a ser 400 mil”. Y completó: “Este conflicto es tan simple de resolver como que el presidente cumpla con la Ley y llame a paritaria nacional”.

Un hecho que la docente local destacó especialmente sobre el viaje fue el apoyo observado en la calle: “La traffic nos dejó a unas cuantas cuadras y tuvimos que tomar un subte hasta el Congreso; ahí sentimos el cariño de la mucha gente que nos impulsaba a seguir en la lucha. Es muy positivo, porque se da a pesar de la nefasta campaña de algunos medios y el gobierno para deslegitimarnos”.

En rigor, la movilización de los maestros de la ciudad comenzó el martes en Santa Fe. Es que la capital provincial fue sede de un encuentro previo entre educadores de la provincia que se congregaron antes de confluir en la manifestación federal.

En lo que refiere al miércoles, Porfiri contó que cinco docentes roldanenses partieron de la ciudad a las 4 de la madrugada y regresaron a las 10 de la noche. “El viaje fue largo y cansador, pero nos deja la tranquilidad de saber que participamos de esta marcha histórica”, finalizó.