5 de Mayo de 2017

Dos artistas viajeras que ruedan por todo el país traen su música a Roldán Será este sábado por la noche. Es un espectáculo audiovisual que recorre Argentina hace un año y medio. En qué consiste la original propuesta de Música en Casa.

Por Verónica Peyrano

Dafne Usorach y Victoria Gallegos traen su combi a Roldán este sábado por la noche. Dafne es cantautora y Victoria es la productora de un espectáculo audiovisual que recorre desde hace un año y medio todos los rincones de Argentina.

La pareja decidió, en noviembre del 2015, que era tiempo de hacerse “camino al andar”. Con ayuda de amigos y familiares, invirtieron en una camioneta que se convirtió en su hogar y que las acompaña en esta vida nómade que las nutre de experiencias en cada rincón que visitan. Arte rodante, música comprometida y shows intimistas que tienen lugar en casas de familias.

Dafne empezó algunos años atrás a hacer conciertos íntimos, para unas 20 personas. Música en casa fue el ciclo con el que nació esta idea que acunaron en Rosario, la ciudad donde se conocieron. De a poco comenzaron a invitarlas a llevar su música a otras casas, en otros lugares. Ese fue el puntapié que las impulsó a apostar por una vida rodante, y que desde hace un año y medio las tiene recolectando experiencias de vida en ya casi una veintena de provincias argentinas.

Este sábado tocan en la casa de Maru, una roldanense que les abre su puerta para una reunión donde la cantautora presenta su tercer disco Ego. Victoria acompaña cada una de las canciones de Dafne con una proyección audiovisual que recoge las imágenes que sus seguidores les ofrecen. Una colecta de arte que comparten en pequeños espectáculos íntimos y cercanos. “Nos gusta generar este tipo de encuentros, donde la gente va predispuesta a escucha nuestra música”, y los lugares elegidos son espacios familiares. Casas, clubes y escuelas de todo el país han sido escenario de esta pareja de artistas.

Las canciones de Dafne y las imágenes de Victoria hacen viajar al público. Este sábado Roldán podrá compartir un poco de la experiencia de vida en las rutas, de música hecha con mucha escucha. La vida nómade las predispone a permanentes nuevas experiencias y de cada lugar se llevan algo de cultura local y vínculos que enriquecen su propuesta artística.

El cambio de vida que las dejó sin un código postal desde un tiempo atrás las tiene felices y orgullosas. En un primer momento la combi fue pensada como un simple vehículo, pero el hecho de sentir que en Rosario habían cumplido un ciclo y que “el circuito de bares donde los cantantes tienen lugar no nos gustaba”, las empujó a decidirse: “Nos dimos cuenta que podíamos vivir acá y así”, cuenta Victoria. Esa camioneta es hoy la casa de este par de artistas y de sus instrumentos.

La otra gran motivación fue, obviamente, la pasión que le ponen a lo que hacen: “Es poder dejar un mensaje”. Todas las canciones tienen una fuerte impronta, una clara decisión de transmitir una mirada, de una cantante firme y dulce por igual. En Ego esto queda clarísimo. El último disco de Dafne alterna entre un sonido eléctrico y acústico, dividido armoniosamente en sus doce canciones pares e impares. Ritmos que recorren el cercano litoral, cumbias norteñas y letras que confirman: “Porque vivo de lo que amo y canto lo que quiero”, tal como canta Dafne en su canción Rara que para envidia (sana) de muchos también afirma “Como si fuera un bichito raro y encendido”.