6 de Marzo de 2017

El color de Carnavales también hizo su recorrido por barrio Las Acequias Familias enteras se sumaron a un encuentro que “superó las expectativas”. Estrella de Mar, populosa comparsa de Villa Flores, sumó ritmo a la jornada.

Los corsos oficiales de Roldán pasaron con gran éxito durante el último fin de semana de febrero, pero el color de los Carnavales se quedó por unos días más en la ciudad para volver a explotar el domingo pasado en Las Acequias: familias enteras se dieron encuentro en un evento que vibró al ritmo de comparsas y disfraces.

Impulsada desde la Comisión Directiva y la Subcomisión de Cultura de la Vecinal del barrio, la celebración se pensó como una nueva oportunidad para reforzar lazos y compartir momentos recreativos entre vecinos. Culminada la fiesta, desde la entidad aseguran que la convocatoria “superó las expectativas”.

Matías Ganna, presidente de la Vecinal, contó en diálogo con El Roldanense que la propuesta arrancó el 22 de febrero con un Pre Carnaval en el que chicos y grandes se juntaron para diseñar y pensar los disfraces que se usarían en los desfiles.

“La intención fue trabajar temáticas relacionadas a Las Acequias: por ejemplo, tenemos muchas calles con nombres de comunidades aborígenes. Y también surgió la idea de armar caretas de animales autóctonos”, explicó el titular de la organización vecinalista.

Ya durante el Carnaval propiamente dicho, decenas de niños y adultos desplegaron un intenso color a lo largo de un recorrido por las calles del barrio que finalizó en la plaza ubicada junto al reservorio. Allí esperaba un nutrido buffet , venta de pomos de espuma, un pelotero, música y juegos.

Claro que una parte fundamental del festejo pasó por el aporte de Estrella de Mar, comparsa local surgida en Villa Flores: sus cincuenta integrantes acompañaron el Carnaval acequiano al compás de tambores, silbatos y desenfrenados pasos de baile.

“Salió todo excelente, empezando por el día que estaba hermoso y acompañó. Esperamos que adelante se repita y que esta celebración se convierta en parte de la identidad del barrio, más allá de quiénes comanden la Vecinal en el futuro”, completó Ganna.