22 de Abril de 2015

El nuevo comisario de la Sexta planea un trabajo conjunto con la GUR y el Comando Fernando Zabala, quien ya estuvo a cargo de la Comisaría local, contó a El Roldanense cómo piensa su gestión. Pide que quienes sean víctimas de delitos, denuncien.

Comsaría Sexta Roldán

El nuevo jefe de la Comisaría Sexta, Fernando Zabala, es un viejo conocedor de la ciudad. Estuvo a cargo de la delegación local más de seis años hasta que fue apartado de su función y trasladado a San Lorenzo: “Decidí volver porque sentía que estaba en deuda con la sociedad”, sostuvo y agregó: “Me encontré con una ciudad el doble de grande”.

Con las nuevas dimensiones que tomó Roldán, Zabala reconoce que sin la presencia del Comando con los patrulleros que tienen a su cargo la vigilancia desde la Ruta A012 hacia el este, le sería imposible a la Comisaría abarcar toda la ciudad.

“Hay mucha más gente, tengo un móvil y estoy poniendo en marcha otro, tengo la suerte de contar con cuatro móviles del Comando que manejan la zona de loteos y yo me aboco más al casco urbano, si bien toda la ciudad es responsabilidad mía”, analizó el nuevo Jefe.  Y sumó: “Vamos a empezar con operativos en conjunto con el Comando, la GUR, con inspectores municipales y con todos los que nos pidan apoyo”.

La estructura de la Sexta actualmente cuenta con cuatro efectivos por guardia, más un sumariante, tres policías en la oficina de expedientes que es la que se mueve con Tribunales y un oficial más reforzando la guardia de día. “Con esto, sumado a la GUR y al Comando, cubrimos con lo justo las necesidades”, reconoció Zabala.

Si bien desde que asumió asegura haber recibido pocas denuncias, el nuevo titular de la seccional sabe que muchos hechos no se declaran, por lo cual pidió a los roldanenses que llamen a la Comisaría y dejen constancia de los delitos sufridos: “Si no los atienden o no tienen respuesta que vengan a hablar conmigo personalmente por la mañana que no tendré ningún problema en recibirlos”, ofreció en ese sentido.

En los últimos años, la utilización de cámaras de seguridad se hizo tan frecuente como polémica, ya que muchas veces no sirven luego como prueba del delito. En ese sentido, Zabala tiene una postura clara al respecto: “Queremos legalizar la filmación para poder enviarle un sumario a la Fiscalía y que sirva como medio de prueba. Sin dudas la tecnología colabora mucho con el accionar policial”, opinó.