3 de junio de 2016

El tarifazo llega a la ciudad: facturas con aumentos “imposibles de absorber” Gran preocupación por las boletas de gas y luz. La inquietud de las familias afectadas comienza a instalarse en la agenda de organizaciones vecinales.

Sabido era que la quita de subsidios implementada por el gobierno nacional iba a tener impacto en las boletas de luz y gas, pero cada vez son más los usuarios locales que se encuentran con aumentos “imposibles de absorber” y la inquietud de los afectados gana lugar en la agenda de organizaciones vecinales.

Uno caso emblemático al que tuvo acceso El Roldanense es el de una familia con domicilio en Tierra de Sueños 1 a la cual le llegó una boleta de gas con un incremento cercano al 1300 por ciento: de pagar 213 pesos en junio pasado, ahora pasaron a tener una cuenta de 2640.

“Es imposible de absorber. Si sumamos lo que vino de luz, directamente no llegamos a fin de mes”, apuntaron con suma preocupación los propietarios de la vivienda. “Tenemos una casa chica, normal, con un termotanque y tres estufas. No tiene relación la suba”, indicaron.

Ante lo sideral del aumento los damnificados chequearon si el medidor tenía algún problema técnico, pero tras los primeros relevamientos todo indica que no hubo ningún problema en ese sentido. Ya se cursaron reclamos ante Litoral Gas y también en la Oficina del Consumidor con sede en Rosario, aunque no hay certezas sobre las respuestas que se puedan conseguir.

En Tierra de Sueños 1 hay más situaciones de esa naturaleza y ya son varias las familias que acercaron su preocupación a la Vecinal del barrio. Desde la entidad confirmaron que el tema está siendo discutido en las reuniones de Comisión Directiva y se prevé la posibilidad de avanzar con reclamos de carácter institucional. En tanto, no descartan plantear la situación en el marco de la Federación de Vecinales de Roldán para que se evalúe una acción conjunta.

Según apuntaron desde el organismo que representa a los habitantes de la urbanización ubicada en la zona norte del casco urbano, se enumeran usuarios que quintuplicaron el valor que pagan por el servicio eléctrico y que multiplicaron por seis la tarifa de gas.