25 de agosto de 2017

Empresa local de biodiesel en alerta por trabas arancelarias de Estados Unidos Participó de una reunión con el gobernador para evaluar el escenario del sector y gestionar soluciones. Ubicada sobre la A012, genera unos 200 puestos de trabajo.

La empresa Rosario Bio Energy, productora de biocombustible en su planta ubicada en el área industrial de Roldán sobre la Ruta A012, participó este jueves de una mesa de diálogo con autoridades provinciales para evaluar el escenario que se abre después de que EEUU anunciara fuertes trabas arancelarias para la importación de biodiesel, política que afecta específicamente a Argentina por su posición de liderazgo en ese mercado.

Federico Pucciarello, titular de la firma local que estuvo presente en el encuentro, sostuvo en diálogo con El Roldanense que el sector en su conjunto ve “con mucha preocupación” la medida tomada por el país del norte “de forma unilateral” y que las consecuencias se empezarán a observar “dentro de un mes o mes y medio”.

A la reunión, encabezada por el gobernador Miguel Lifshitz, acudieron representantes de las dos cámaras de productores de biocombustible en Argentina, es decir la que reúne a las multinacionales del rubro y la que nuclea a las pymes de la rama, entre las cuales se cuenta Rosario Bio Energy.

Pucciarello destacó el apoyo “en un 100 por ciento” manifestado por la Provincia y contó que tanto Santa Fe como Entre Ríos y Córdoba solicitarán una audiencia al Ministerio de Energía nacional para avanzar en respuestas. También valoró el rechazo emitido por Nación a la medida de EEUU, lo cual podría seguir con una denuncia ante la Organización Mundial del Comercio.

Si bien Rosario Bio Energy no exporta biodiesel a Estados Unidos sino que opera exclusivamente en el mercado interno amparada por la Ley Nacional Nº 26.903 que promueve la producción de biocombustible, se estima que las nuevas trabas arancelarias –serán de hasta un 65 por ciento cuando hasta ahora eran de apenas un 4,5– provocarán fuerte impacto en un mapa del que la reconocida empresa local es parte, con la consiguiente incertidumbre que ello genera.

Por ejemplo, si frente a la posibilidad de exportar las multinacionales presionaran para que su producción circule en territorio nacional, ello “significaría el fin para las 26 pymes” del sector, señaló Pucciarello. Aunque al mismo tiempo sostuvo que “en la reunión de hoy (por el jueves) no pareció existir esa intención, que por otro lado si el gobierno lo permitiese sería contra la ley”.

Cabe destacar que la compañía con sede a la altura del kilómetro 47,5 de la A012 genera más de 60 empleos directos en la ciudad. “Todos en blanco y bajo el paraguas del Sindicato de Petroleros”, remarcó el industrial. Y agregó: “A eso hay que sumar, según un estudio reciente que hicimos con una consultora, otros 140 indirectos”.

Es decir que cualquier consecuencia que impacte sobre Rosario Bio Energy, derivada de este o cualquier otro escenario, necesariamente repercutirá en la economía de la ciudad, así como en su comunidad laboral.