7 de marzo de 2016

Encaran una obra para evitar inundaciones en el casco urbano Se trata del ensanche del entubamiento de calle Echagüe entre Larrea y Catamarca, cuyo objetivo pasará por incrementar la velocidad de drenaje.

La Municipalidad de Roldán comenzó a ejecutar una obra de entubamiento complementario en calle Echagüe entre Larrea y Ruta 9. Allí se agregará un tubo de 100 al existente de 90 para permitir que, en caso de lluvias intensas, pueda evacuarse a mayor velocidad el efluente pluvial que pasa por ese punto del casco urbano.

Los trabajos en cuestión se desarrollan en un sector estratégico en lo que respecta al sistema local de escurrimiento, dado que por allí transita un importante caudal que es drenado por la bomba de desagote que suele ubicarse sobre Echagüe y Larrea en días de tormenta.

“El Municipio hizo un esfuerzo de mucha importancia adquiriendo cuatro equipos con bombas de gran potencia y que en las dos últimas lluvias han demostrado que se puede aliviar el agua que llega a la zona urbana desde la zona rural, pero detectamos que por una cuestión de alturas era necesario ensanchar el desagüe en calle Echagüe”, dijo el intendente José Pedretti al recorrer la obra.

“Es por eso que sin pérdida de tiempo encaramos este emprendimiento, teniendo en cuenta que se anuncia una temporada de precipitaciones intensas”, indicó el titular del Ejecutivo.

“Mas allá de estas obras locales, no vamos a dejar de pedir tanto a la Provincia como a la Nación que se hagan las grandes obras hídricas que terminen con esta zozobra en toda la región”, finalizó Pedretti, quien semanas atrás, tras la primera tormenta fuerte de febrero, ya había apuntado la necesidad de que el Estado, en sus distintos niveles, avanzara con obras para alcanzar una “solución definitiva” en materia de inundaciones en la región.