5 de enero de 2016

Al calor de los nuevos barrios, abrieron ferretería y ahora duplican espacio Son dos emprendedores que apostaron a la ciudad, donde además inauguraron otros dos comercios.

Con abuelo y padre comerciantes, Juan Pablo y Federico Cardona apostaron hace dos años al desarrollo que la ciudad venía experimentando al calor de los nuevos barrios y abrieron Don Antonio, una ferretería con la que replicaban en Roldán el rubro que hace 41 años venía desempeñando su familia en Rosario. De la mano de la expansión de los loteos, duplicaron espacio y hace un mes estrenaron local en el cruce de las avenidas de Tierra de Sueños 2.

“El anterior lo seguimos manteniendo, queda como showroom de máquinas y herramientas. Ahora sumamos casi cien metros cuadrados más todo un terreno donde se puede hacer un depósito. La idea es poder exhibir mejor los productos, atender mejor a los clientes y abastecer más al barrio, donde gracias al Procrear la demanda que tuvimos vino siendo sostenida”, contó a El Roldanense Juan Pablo.

El fuerte de Don Anotnio está en las herramientas de obra, caños de desagüe y electricidad, entre otros productos, y logró crecer no sólo con las viviendas que fueron levantándose en Tierra de Sueños 2 y 3, sino también en otros loteos: “Los arquitectos nos conocen, tenemos buenos presupuestos para obras completas y además la posibilidad de hacer acopio”, agregó Federico.

Con el nombre del comercio los hermanos decidieron homenajear a su abuelo, quien “nació comerciante y murió comerciante”. En la zona sur de Rosario la familia fue titular de Sur Goma, una ferretería industrial fundada en 1978 que por estos días cierra las persianas, lo cual motivó también la puesta de ampliar el negocio en Roldán.

“Tenemos la idea de llevar Don Antonio también a otros loteos, pero es algo a futuro”, contaron los socios, quienes además manejan las riendas de otros dos comercios en Tierra de Sueños 2: el minimarket Apooka y la casa de tablas y fiambres Mundo Ibérico, ambos ubicados en el Big Shop del barrio.