16 de enero de 2017

Fin de semana pasado por agua: el panorama que presenta la ciudad Se mantiene en alerta un dispositivo de emergencia, mientras el cielo sigue amenazando. En términos comparativos, Roldán la está sacando barata.

Un cielo gris y lluvioso fue la constante del fin de semana, aunque el agua que cayó en la ciudad no causó los estragos sufridos en otras geografías de la región. En la mañana de este lunes se mantenía un dispositivo de emergencia montado por la Municipalidad, el cual hasta el momento no tuvo que ser activado.

Mientras que en localidades como Arroyo Seco el pluviómetro marcó 300 milímetros y en otras como La Salada se superaron los cien, en Roldán apenas se registraron unos 55 milímetros que no ameritaron el encendido de las bombas de desagote que se dispusieron de modo preventivo en distintos puntos de la Ruta A012.

Las precipitaciones más intensas tuvieron lugar durante la madrugada del domingo. Tal como informó la Secretaría de Servicios Públicos a El Roldanense, hasta pasado el mediodía las lluvias se ubicaron en el orden de los 48 milímetros. Ya durante la noche, se agregó otra caída de agua de escaso impacto.

Si bien en algunas arterias tuvieron lugar anegamientos puntuales, las consecuencias de la tormenta en Roldán no han pasado a mayores. Mismo escenario al vivido durante el temporal de principios de mes, cuando el afluente pluvial cubrió calles pero no ingresó a domicilios.

Cabe recordar que, ante un alerta emitido por el Servicio Meteorolócio Nacional (SMN), durante la jornada del viernes el Municipio anticipó la tormenta e hizo circular una serie de recomendaciones para que los vecinos colaboren a la hora de evitar inundaciones.