5 de abril de 2016

Destruyeron cien caños de escape de motos secuestradas en operativos El acto de disposición final se desarrolló en las instalaciones del obrador municipal. Son los que se acumularon de un año a esta parte.

A partir de hoy, hay cien caños de escape que dejarán de hacer ruido para siempre en Roldán. En un acto que tuvo lugar en el obrador municipal, se destruyeron los accesorios no homologados de las motocicletas que fueron decomisadas de un año a esta parte.

Cada vez que efectivos de la Guardia Urbana (GUR) en conjunto con la Policía realizan operativos de control en la vía pública, las motos que poseen caños de escape antirreglamentarios son foco de la mayoría de las multas que se labran. Esos vehículos son remitidos al corralón, donde se extrae el artefacto en infracción y nunca se le devuelve a su dueño.

“Una vez que regularizan la situación, se les entrega la moto sin el caño de escape antirreglamentario para que sepan que no pueden volver a circular con ese elemento”, explicó a El Roldanense el secretario de Gobierno municipal, Eduardo Bufarini.

La problemática de las motos de baja cilindrada que circulan por las calles céntricas a gran velocidad y haciendo un ruido muy molesto es una de las principales quejas de los vecinos que habitan esas zonas. “Queremos que todos sepan que esos elementos secuestrados se destruyen y nunca más vuelven a estar en la calle”, sumó el funcionario.