27 de julio de 2015

La alegría canaya por la victoria en el clásico también se hizo sentir en la ciudad Miembros de la filial e hinchas en general se juntaron a celebrar en buen número frente a la plaza San Martín. "Por más que se venga repitiendo, no deja de ser hermoso", apuntaron.

Cuando ayer por la tarde sonó el pitido final y se consumó el cuarto triunfo al hilo de Rosario Central sobre Newell´s, los festejos no se hicieron esperar en distintos puntos de la región y Roldán no fue la excepción: unos 200 hinchas auriazules se dieron cita espontánea frente a la plaza San Martín y le dieron rienda suelta a su alegría durante varias horas.

Como no podía ser de otra manera, estuvieron presentes los integrantes de la filial local del club de Arroyito. En diálogo con El Roldanense, Sergio Galabrés, presidente de esa organización, destacó su “alegría” por una nueva victoria de sus colores por sobre el rival de siempre. “Por más de que últimamente se venga repitiendo, no deja de ser hermoso”, apuntó en ese sentido.

“Tenemos una satisfacción enorme, me queda poca voz para decirlo pero es así. Por ver un equipo que se asienta cada vez mejor en los clásicos, por la identificación que se viene dando entre el plantel y la hinchada. A diferencia de oportunidades anteriores, quizás esta vez éramos favoritos. Pero lo importante es que los volvimos a superar no sólo táctica y sino también psicológicmente, en la actitud”, concluyó uno de los referentes canayas de la ciudad.