30 de marzo de 2015

La Provincia prometió más controles al transporte interurbano Se lo dijo el subsecretario del área a la diputada Cinalli, quien presentó un proyecto para seguir bien de cerca la concesión de Monticas.

La problemática del transporte interurbano que ocasiona el servicio brindado por la empresa Monticas en diferentes localidades de la provincia llegó nuevamente hasta el subsecretario de Transporte de la provincia, Guastavo Peirano. En este caso, la diputada provincial Miriam Cinalli mantuvo una reunión con el funcionario, en la cual se planteó una eventual quita de concesión en caso de que la firma siga sin cumplir sus obligaciones.

En este sentido, Cinalli se ha hecho eco de los reclamos de usuarios que manifiestan reiteradas roturas y falta de mantenimiento de las unidades, lo cual afecta la correcta prestación del servicio, ocasionando demoras y perjuicios para los pasajeros, además de los riesgos que implica la circulación por las rutas en condiciones no óptimas.

La legisladora destacó la buena predisposición de Peirano, con quien acordó disponer mayor cantidad de personal afectado a los controles, la realización de inspecciones y la supervisión de unidades para verificar su mantención y normal funcionamiento, coordinar controles con Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) en el arribo y salida de los colectivos en la terminal de Rosario para certificar el estado de circulación de los mismos, disponer el refuerzo de unidades los días de mayor demanda de pasajes (viernes y domingos) y concientizar a los juzgados de faltas locales para que también ejerzan el control sobre el estado que circulan los ómnibus que arriban a sus localidades.

Además, la diputada impulsó un proyecto —aún no sancionado— para que el gobierno santafesino controle el cuestionado servicio que presta la empresa de transporte de pasajeros, y si luego se comprueba que esta no cumple con sus obligaciones, sugiere que se le retire la concesión.