29 de agosto de 2016

Llegarán unos 1100 gendarmes al Gran Rosario y Roldán está apuntada en la agenda Este martes se terminará de pulir el desembarco, que tiene a la vecina localidad como epicentro con el objetivo de hacerle frente al recrudecimiento del delito.

Roldán está apuntada como una de las ciudades donde Gendarmería tendrá presencia en una nueva avanzada que prepara la fuerza federal en la provincia de Santa Fe ante el recrudecimiento del delito en las grandes metrópolis como Rosario. La intención es no sólo concentrar el accionar en la vecina localidad sino en todas las ciudades que rodean a la vecina localidad.

Según informó en su edición de ayer el diario La Capital, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, le propondrá al gobernador Miguel Lifschitz la presencia de unos 1500 agentes federales en el Gran Rosario para combatir la inseguridad.

La funcionaria remarcará que los gendarmes, miembros de Prefectura y Policía Federal harán un “trabajo integral en la región y en las principales ciudades y corredores de la provincia”. Y exigirá a cambio que “la policía provincial no se repliegue y haga su trabajo en conjunto con las fuerzas nacionales”.

Actualmente, en el área metropolitana rosarina hay unos 400 agentes de las fuerzas de seguridad que dependen del gobierno nacional. Se dedican fundamentalmente a combatir delitos de competencia federal, como el narcotráfico, en las principales rutas y corredores viales. A ellos se sumarán otros 1100 según informó el diario rosarino.

Así, para el Gran Rosario se piensa en una presencia de “no menos de 1500 agentes de las fuerzas federales”, según apuntaron desde el gobierno nacional. La cifra incluye, al menos inicialmente, a los actuales 400 gendarmes y prefectos desplegados, con lo cual se trataría de un refuerzo de 1100 miembros.

En tanto, se destacó que habrá presencia federal “no sólo en Rosario sino en toda la zona metropolitana”. Al respecto, remarcó que en las anteriores experiencias de desembarcos de federales a territorio rosarino durante el kirchnerismo “se notó un fuerte corrimiento del delito hacia Pérez, Roldán, Baigorria, Capitán Bermúdez y Villa Gobernador Gálvez”.

Según se anunció, esas y otras localidades de menor densidad poblacional serán atendidas en esta oportunidad con el mismo énfasis que Rosario, con un criterio de proporcionalidad por su población y conflictos.