20 de enero de 2015

Los alquileres temporarios en Roldán, lejos de tener su veranito Hubo consultas pero se concretaron menos que el año pasado. ¿Cómo viene la venta de lotes?

Las consultas sobre alquileres temporarios, como cada verano, habían arrancado en diciembre con un aluvión de consultas de familias de la región, en su mayoría de Rosario, que eligen vacacionar en la ciudad atraídos por la tranquilidad y la cercanía. Sin embargo, referentes inmobiliarios locales aseguran que hubo menos negocios concretados que el año pasado, pese a que los precios se mantuvieron.

“En lo que a mi caso respecta, los valores fueron similares a los del año pasado, pero así y todo costó un poco más concretar alquileres temporarios “, analizó Sofía Cicchitti, corredora inmobiliaria local, en diálogo con El Roldanense. “Todas las consultas fueron en diciembre y principio de enero y lo que no se cerró ahí ya es mas complicado que se alquile en febrero”, agregó.

Los requerimientos de los vecinos temporarios que llegan a Roldán en temporada estival son generalmente los mismos: un gran espacio de terreno, y pileta. Pero este año se prestó especial atención a otro ítem: la seguridad. Así, la presencia de rejas o alarma en la casa pasó a ser una variable a la hora de la elección de una finca, así como el lugar donde estaba apostada.

“También es cierto que una parte de quienes solían integrar este mercado, en estos últimos años han comprado su terreno en la ciudad y han podido construir quizás un quincho con pileta, hoy ya no consultan”, explicó Cicchitti.

Situación similar en relación a los lotes

Algo similar ocurre con la venta de lotes, un negocio que hace algunos años floreció con fuerza en la ciudad, hoy perdió el brillo, en parte debido a que la oferta se achicó pero también por una cuestión precios. Desde enero de 2014, el pico que tuvieron los precios sumado a la inestabilidad económica, no favorecen la venta. Por tal razón, aumenta la consulta de alquileres permanentes, demanda difícil de satisfacer.