9 de junio de 2015

Los candidatos opinan: ¿Fórmula polinómica sí o no? ¿Debería sostenerse el sistema de ajuste automático de la TSP? Los principales aspirantes en la carrera por ingresar al Concejo brindan su mirada.

Foto: Cristian Moriñigo

A partir de una ordenanza sancionada en 2010, la Tasa Municipal de Servicios (TSP) se ajusta automáticamente cada tres meses en relación a una fórmula polinómica que contempla variaciones de cuatro variables: índice de la construcción, el costo que para la Municipalidad tiene la recolección de residuos, sueldos de empleados públicos y precio del gasoil.

De un lado -y no sólo desde el oficialismo- el mecanismo es entendido como una herramienta válida asegurar el financiamiento de la administración local, amortiguando el impacto de la inflación en el bolsillo del contribuyente. Desde la otra vereda, se sostiene que el tributo sigue subiendo pero que ello no tiene un correlato en la calidad de las prestaciones.

Así como ayer El Roldanense publicó una exposición de ideas en relación a la problemática del transporte, hoy llega el turno de que los principales candidatos a concejal opinen sobre la fórmula polinómica que rige las subas de la TSP.

Susana Abo Hamed (Frente Justicialista para la Victoria)

La fórmula polinómica con que cuenta Roldán es el recurso que garantiza la prestación de los servicios sin sobresaltos. Surge de esta necesidad y es beneficiosa para todos, porque ante posibles incrementos de las variables como sueldos o combustible (que son las que más afectan el presupuesto municipal) permite un reajuste en la tasa gradual y automático. No creo que necesite modificarse. De hecho ha sido modelo para otras ciudades que la han implementado a partir de la experiencia de Roldán. Quienes la cuestionan es: o por ignorancia, o por una malintencionada oposición política orientada al desfinanciamiento municipal, sin importar el bienestar del ciudadano.

Daniel Escalante (Frente Progresista Cívico y Social)

Es una facultad del Concejo fijar las tasas, lo dice la Ley, pero en Roldán los concejales Abo Hamed, Graizaro , Pilón y otros, en 2010 votaron una ordenanza que está en vigencia y que faculta al intendente a reajustar la TSP cada tres meses a través de una formula polinómica. Esto da como resultado, en la actualidad, una tasa carísima para el bolsillo de la gente y lo más grave es que los servicios no se prestan en algunos barrios. Si bien nosotros impulsamos eliminarla y de hecho en 2014 sancionamos una ordenanza en tal sentido, el intendente la vetó y por no contar con cuatro votos en el Concejo, o sea dos tercios del cuerpo, para rechazar el veto, la misma nunca se promulgó. Nosotros rechazamos el veto (Alfonso, Machado y Escalante), no así otros concejales. Pero sí hemos logrado algo: en los próximos días el Concejo a través de la Presidenta del mismo firmará un convenio con la UNR para estudiar la tasa teniendo en cuenta que el servicio cobrado sea el efectivamente prestado, que sea acorde a un precio razonable y que tenga en cuenta la capacidad contributiva del vecino. Luego de esto se emitirá un dictamen en el que podremos valorar por cada barrio la real situación de los servicios prestados y así realmente que en los mismos se cobren sólo los servicios brindados. Hoy hay una asimetría: por ejemplo, un vecino de Bº Federal de Viviendas termina pagando más de 200 pesos por TSP donde no tienen un montón de Servicios que se cobran.

Lucas Vicario (Unión Pro Federal)

Creo que la formula polinómica es una solución interesante para el incremento de la TSP en forma automática, ya que se hace necesario incrementarla habida cuenta de la variación constante en el índice general de precios que sufre nuestro país. Pero también es importante destacar que la Tasa de Servicios está directamente relacionada con la prestación efectiva de los mismos. Es un hecho que en la actualidad la recolección de residuos la realiza el Municipio en algunos sectores de la ciudad. Uno de los ítems que componen esta fórmula es RDF 1 y 0, Residuos y Disposición final. Suponemos que este monto se tomaba del contrato existente con la empresa que tenia la concesión. Entonces, ante la modificación mencionada, ¿qué valor se toma ahora por este concepto? Esto conlleva a deducir que habría que modificar por lo menos este punto. No estamos en desacuerdo con la fórmula y el método de actualización, simplemente surgen estos cambios que hacen necesarias modificaciones y por qué no una nueva discusión de rubros a incluir dentro de la misma. Dejamos para un capítulo aparte que el monto que se paga por una Tasa de Servicios presume la prestación con eficiencia. Sabemos que en nuestra ciudad, ya sea casco urbano y/o loteos los servicios son sumamente escasos y los que existen son bastante deficientes. Es por ello que desde el Concejo se debería controlar la efectiva prestación del servicio en forma eficiente, ya que la tasa se cobra por tal concepto.

Diego Di Santo (Frente Renovador de la Esperanza)

Nosotros estamos en desacuerdo con los aumentos automáticos. En primer lugar creo que esto tendría que discutirse entre Legislativo y Ejecutivo; además no debería ser cada tres meses sino dos veces por año: cada seis meses el secretario de Gobierno o de Hacienda y el intendente deberían asistir al Concejo y discutir no sólo los aumentos, sino también las prestaciones. Porque si uno ve que no los servicios no se prestan, que no hay un buen alumbrado, que no hay accesibilidad a los barrios, ¿de qué estamos hablando? ¿Qué le solucionaste, por ejemplo, a Villa Flores? Por eso también podría pensarse que en estas discusiones haya representantes de cada vecinal para que presenten sus problemas. Tampoco veo bien que el aumento sea para todos por igual, porque quizás no es el mismo servicio el que se le presta al casco urbano que a los vecinos de los loteos. Tendría que haber tasas diferenciales, acordes a la realidad de cada barrio.