27 de septiembre de 2016

Compraron una kombi destartalada y la transformaron en su propio food truck A pesar de que no vienen del palo gastronómico, dos roldanenses se enamoraron de la movida y decidieron lanzarse al ruedo. Se llama Meraki y la idea es instalarlo en eventos privados.

“Del griego, adjetivo utilizado para describir algo en lo que se pone mucho empeño, creatividad o amor, cuando dejas algo de ti en lo que haces”. Ese es el significado de la palabra Meraki, el nombre que los roldanenses Mauricio Montes y Vanesa Demsat eligieron para el food truck que hace unos ocho meses empezaron a armar a partir de una kombi Volkswagen destartalada del año 1989 y ahora ya tienen listo.

Si bien ninguno de los dos viene del palo de la gastronomía ambos como pareja comparten la pasión por la cocina, pasión que hasta ahora sólo exhibían ante amigos y conocidos. Pero de la mano de Meraki piensan instalarse en eventos privados, ferias y diferentes celebraciones ofreciendo una variada sandwichería saludable y gourmet. A esto le suman aguas saborizadas de diferentes gustos, smoothies, y también lo más clásico como el expendio de chopp, el armado de una mesa dulce o un candy bar.

Vanesa es contadora y Mauricio técnico en RRHH, y si bien ambos mantienen sus trabajos en relación de dependencia, después de visitar una feria de food trucks en Buenos Aires quedaron enamorados de la movida y decidieron que era el momento de emprender en algo propio vinculado a ese rubro. Así fue que Mauricio, un fanático de los vehículos sesentosos, se puso a buscar una kombi para montar Meraki.

“Encontramos una que estaba totalmente destartalada, le hicimos el motor, chapería, y cortes. Después la revestimos por adentro, le instalamos las maquinas para cocinar, la decoramos y le hicimos los logos. Comprar la kombi fue insignificante en la inversión final. Como es un vehículo viejo y de mecanismo complicado hubo incluso que traer repuestos de afuera para ponerla a andar”, describió Mauricio a El Roldanense el proceso por el que atravesaron hasta dejar a Meraki tal como está hoy.

Como ni en Rosario ni en las localidades de la región aún está vigente la legislación para instalar estos camiones de comida en la vía pública tal como sucede en otras partes del mundo, al principio la intención es alquilarlo sólo para eventos privados. “La temporada de hacer cosas al aire libre recién está comenzando y ya estamos en tratativas con varios eventos”, sumó Mauricio con mucha expectativa.