27 de enero de 2015

Otra entradera: seis delincuentes y maniataron a la familia Ocurrió el domingo a la noche en barrio Los Aromos. Los asaltantes escuchaban por handy la frecuencia policial.

Comsaría Sexta Roldán

Seis delincuentes armados irrumpieron este domingo a las 22.45 en una vivienda familiar ubicada en el barrio Los Aromos (ubicado cerca del límite con Funes), maniataron a sus ocupantes, robaron $1000, un televisor, una computadora, una Play Station y se fugaron en el auto de la víctima, un VW Golf gris oscuro.

El atraco ocurrió bajo la modalidad de “entradera”, algo que viene siendo usual en los últimos hechos registrados en la ciudad. En este caso, se suma una novedad: los ladrones tenían en su poder un handy en el cual iban escuchando la frecuencia policial. En ese momento, los efectivos de la Seccional 6ta local mantenían conversaciones con los del Comando Radioeléctico y daban detalles de donde estaban ubicados los móviles porque había un pedido de verificación de una alarma que se había activado.

Según informó en su página de facebook Roldán FM, la víctima fue David Ricci, un joven de 21 años. Ricci llegó a la casa e ingresó con su auto al garaje. En ese momento vio venir a otro rodado de frente. Al bajarse para cerrar el portón, observó que ese coche, un Citroën Aircross gris oscuro, había parado frente a la propiedad.

Inmediatamente se bajaron seis hombres que lo rodearon y lo obligaron a ingresar a su casa donde se encontraban la novia, suegra y cuñado del joven. A su pareja y a él los ataron de pies y manos con cables de electrodomésticos que había en la casa.

En tanto, al cuñado, un menor de edad, y a la suegra los llevaron a otra habitación y los encerraron. Luego separaron a la pareja en distintas dependencias de la casa y los obligaron a permanecer boca abajo en el piso.

Cuando lograron desatarse, Ricci tomó la moto de su novia y fue hasta la garita de la guardia urbana municipal ubicada en Alto Verde y ruta 9. Desde ese puesto se dio alerta al Comando. Las actuaciones las lleva la comisaría local e interviene la Fiscalía Nº 2 de Rosario.