3 de abril de 2017

Padres de chicos con autismo piden una ordenanza de “pirotecnia cero” Indican que el principal problema son los ruidos, aunque en algunos casos también las luces. Dicen que las consecuencias llegan a ser “terribles”.

El debate relacionado a la venta y uso de pirotecnia en la ciudad sigue sumando voces: familias locales de chicos con autismo sientan posición e indican la necesidad de impulsar una ordenanza que termine por completo con una práctica que prolifera sobre todo en época de Fiestas, aunque también en otros eventos.

Sabrina Gammuto, referente de la agrupación Padres Autismo Roldán, sostuvo en diálogo con El Roldanense que los efectos provocados por fuegos artificiales y demás artículos en niños diagnosticados pueden llegar a ser “terribles”.

“En algunos casos la pirotecnia da lugar a crisis; los chicos llegan a agredir a otras personas y agredirse a sí mismos; se van de sí. En el caso de mi hijo no llega a ese punto, pero el último Año Nuevo lo tuvo pasar encerrado en una habitación y me parece que no es justo”, explicó.

De acuerdo a lo detallado por Gammuto, el principal problema pasa por los ruidos estruendosos, aunque también los juegos de luces suelen tener impacto en chicos con autismo. Además, señaló que cuanto menor es la edad, mayor el nivel de afectación.

Después de que el intendente Pedretti planteó el tema en la apertura de sesiones ordinarias del Concejo y luego presentó un proyecto de ordenanza, el debate por la pirotecnia fue involucrando diversas voces, desde ediles hasta comerciantes. Ahora se suma una nueva postura que pide ser escuchada.