30 de junio de 2015

Para que las plazas de la ciudad diviertan a todos por igual Ingresa al Concejo un proyecto para que los espacios públicos de Roldán se adapten a personas con distintos tipos de discapacidad. ¿Qué adecuaciones habría que ejecutar?

Con el objetivo de asegurar un acceso igualitario a las plazas y otros ámbitos de esparcimiento localizados en Roldán, ingresa hoy al Concejo un proyecto de ordenanza que apunta “la necesidad de re-planificación de los espacios públicos de la ciudad para integrar a personas con discapacidad transitoria o definitiva”. La iniciativa estipula toda una serie de obras y equipamientos que deberían ejecutarse para la adaptación pretendida.

La propuesta, que lleva el nombre Plazas integradoras y es impulsado por la concejala Jorgelina Alfonso (FPCyS), establece en sus considerandos que “en la actualidad los espacios verdes no presentan espacios de descanso y esparcimiento óptimos para personas con discapacidad física y/o mental”. En tanto, indica que el objetivo de la normativa a sancionar tiene que ver con propiciar “la difusión de la cultura de la accesibilidad, no sólo para niños, sino también para adultos, en especial abuelos con dificultades motrices”.

Por otro lado, la iniciativa “busca revalorizar el papel de las plazas para el conjunto social, cumpliendo la función de materializar encuentros y entretenimiento. Educando a los niños, desde sus primeros años, a coexistir con las diferencias. De ningún modo serán islas exclusivas para personas y niños con discapacidades. Y agrega: “Por el contrario, este programa se erige como espacio común del encuentro armónico con la diversidad”.

Concretamente, las obras que deberían completarse en los distintos espcacios públicos en caso que prospere el proyecto tal cual está concebido hasta el momento, serían las siguientes:

  • El acceso a las zonas de esparcimiento será mediante rampas en las cuatro esquinas de la cuadrícula, y contará con un plano táctil en sistema Braille.
  • Las veredas perimetrales y caminos internos poseerán el ancho que permita el paso de una silla de ruedas. Libres de obstáculos o irregularidades, con indicadores para bastones blancos.
  • Los bancos de descanso corresponderá ubicarlos a borde de vereda, rodeados de espacio llano que permita el asentamiento de sillas de ruedas. De forma tal que sean fácilmente detectables mediante los cayados.
  • Los distintos sectores de la plaza quedarán señalizados por carteles de escritura convencional y Braille.
  • El suelo del área de juegos, existirá adaptado al ingreso y egreso de sillas de ruedas y bastones, sin desniveles en texturas como madera, hierba artificial, goma, astilla orgánica o tierra aplanada.
  • Los juegos infantiles estarán diseñados conforme a normas de seguridad en cuanto a alturas críticas, riesgos de atrapamiento, así también como elevación de las barandas, ancho de los senderos, zonas de descanso y protección.
  • Se conformará en el sector de esparcimiento infantil, un vallado perimetral optativo, a fin de brindar contención, seguridad e impedir el ingreso de animales.
  • Los sanitarios públicos deberán ser accesibles y utilizables por personas con movilidad reducida.