5 de agosto de 2016

Vecinos de Canut se quejan por residuos de planta y calles “intransitables” Aseguran soportar malos olores y temen por posibles efectos contaminantes. Además, piden a la Municipalidad que intervenga una serie de arterias dañadas.

Vecinos de Villa Flores radicados en las inmediaciones de Canut atraviesan momentos de malestar por dos situaciones que afectan su realidad cotidiana: los residuos que emite la empresa láctea y el estado de una serie de calles que rodean la fábrica.

En relación a los desechos, habitantes de la zona indicaron en diálogo con El Roldanense que los mismos son volcados a la zanja y que suelen provocar malos olores, una queja que supo tener alcance público en ocasiones anteriores. Además, temen por posibles efectos contaminantes.

Por otro lado, los vecinos expresaron su enojo por el estado “intransitable” de determinadas calles que se encuentran “peor que nunca”. En ese sentido dan como ejemplo más nítido la intersección de Larrea y Rivadavia.

Según apuntan los pobladores del barrio, la situación de transitabilidad se vuelve más compleja todavía cuando se acumulan jornadas de precipitaciones y el escenario ha derivado en situaciones críticas, como ambulancias sin poder llegar hasta determinadas direcciones. En tanto, indican que el ingreso y egreso de camiones en Canut sólo complica el panorama.

Desde la Secretaría de Servicios Públicos de la Municipalidad reconocieron que hay calles que necesitan mejoras pero al mismo tiempo destacaron que en el último tiempo se viene avanzando con pavimento y abovedado en la zona.

Las mismas fuentes explicaron que la problemática no puede ser abordada arrojando escombros por el altísimo costo que ello implicaría dado que “hoy el precio de una batea se fue a 11.500 pesos”. Y agregaron: “Es por eso que muchas veces ofrecemos aportar maquinaria y mano de obra, y pedimos a los vecinos que, si está dentro de sus posibilidades, hagan el esfuerzo de comprar los materiales”.