26 de octubre de 2017

Revuelo en un country local: denuncias cruzadas entre desarrolladores y vecinos El barrio vive desde hace varios años una interna descarnada, que ahora se reavivó con el pedido de apartamiento del fiscal que investiga.

El pasado 23 de junio, diez administradores del barrio Puerto Roldán fueron imputados por administración fraudulenta a partir de una maniobra por la cual un grupo acotado de vecinos vendría abonando las expensas que les correspondían a todos los propietarios. La causa venía siendo investigada por el fiscal de Delitos Complejos Sebastián Naravaja y hacia allí apuntó ahora el administrador del barrio, Damián Calabrese: este lunes denunció penalmente al funcionario judicial por extorsión, estafa procesal y violación de secreto.

Esta nueva acusación se suma a otra que el empresario realizó hace un mes atrás. “Voy a seguir hasta que se demuestre la inociencia” dijo en declaraciones radiales Calabrese e insistó que quienes lo llevaron ante los tribunales buscan sacarle plata.

En el medio y después de un año de tener la administración de Puerto Roldán intervenida, la Justicia Civil devolció las riendas a Calabrese, según el empresario “porque no encontraron nada raro. Como no pudieron ir por lo civil ahora intentan perjudicarme yendo por la parte penal”, manifestó.

“El mismo día que me devuelven la administración, me entran dos falsas denuncias en Fiscalía: una por una venta de lotes que en realidad no fue así y la otra que se arma por una manipulación de las declaraciones de una empleada”, explicó el empresario a LT8 al enumerar las razones que lo llevaron a ir contra Narvaja.

La otra voz

Por su parte, los damnificados por la presunta estafa en Puerto Roldán cuestionaron a la Fiscalía Regional por apartar de la causa al fiscal Sebastián Narvaja y pedirán que siga al frente de la investigación. Adrián Buenavida, uno de los afectados y abogado del grupo, calificó a Calabrese de “mitómano” y negó las acusaciones, según lo publicado por el portal ViaRosario.

“¿Quién le va a ir a pedir plata a él, si justamente dejó todo hecho por la mitad y todo está inhibido?”, preguntó el letrado en diálogo con el citado medio. “Su estrategia siempre fue la misma: evadir los requerimientos de la Justicia y ensuciar a todo el mundo”, añadió.

Buenavida consideró que el pedido de apartamiento de Narvaja que hizo la defensa se debe a que fue quien más avanzó contra el desarrollador. Dicho pedido fue convalidado por el fiscal regional Patricio Serjal al considerar que hubo un “desgaste en la relación entre la defensa y la Fiscalía”.

“El mensaje que se está dando con este apartamiento es muy peligroso, porque ahora cualquiera al que le moleste que lo investiguen puede pedir el apartamiento y se lo dan”, disparó.

Además indicó que si esto avanza, otro fiscal debería tener que leer las más de 5.000 fojas que lleva la causa, lo que implicaría un gran retraso. Para evitar esto, Narvaja ya apeló ante la resolución la Fiscalía General, y el viernes harán lo propio los damnificados.