15 de junio de 2016

Rubén ya tiene su casa y ahora los chicos de barrio América van por otra misión solidaria Con la primera meta cumplida, se pusieron como objetivo levantarle la casa a una madre que tiene cuatro hijos y está a punto de ser desalojada.

Joni Mansilla y los chicos de barrio América lograron cumplir con creces la misión que se habían puesto: Rubén ya tiene su pieza y su baño. Falta la llegada de la luz y del agua potable, para lo cual ya iniciaron gestiones pero ahora corre por otros carriles. La colaboración de todos los que aportaron su grano de arena fue invalorable y les dio a los impulsores de la iniciativa las fuerzas para trazarse otro objetivo: levantarle la casa a una madre que tiene cuatro hijos menores de edad y está a punto de perder su vivienda.

De hecho, se trata de un proyecto que habían comenzado hace un tiempo y que vinieron haciendo de a poco porque los materiales llegaban a cuentagotas. Lo cierto es que ahora los tiempos apremian porque Noelia B. está a punto de ser desalojada de la vivienda en la que habita, lo cual implica que se quedará en la calle con los cuatro pequeños de 9, 7, 5 y 4 años.

“Hace un año y medio que arrancamos a hacerle la casa en un lugar que le donó el Estado, pero donde tampoco llega la luz y no tienen agua potable. Le hicimos una pieza y un baño pero son cinco y no van a entrar, por eso ahora queremos sumarle otra habitación”, contó Joni en diálogo con El Roldanense.

“Nos donaron 1000 ladrillos y con eso nos alcanza. Además tenemos las chapas para el techo, pero vamos a necesitar portland, arena, piedra y algunos materiales gruesos para poder avanzar. Además, también es importante que llegue ropa para los chiquitos, porque se trata de gente que lo necesita en serio y más aun en esta época de frio”, agregó Joni.

Así, este sábado comenzarán a trabajar en el lugar y, al igual que con Rubén, piden a Coprol y la EPE que tengan en cuenta la situación y acerquen los recursos necesarios.