9 de mayo de 2017

Se recibió en la Técnica, estudió Ingeniería y ahora fue becado en Alemania Pablo Nüesch se irá seis meses a Europa tras ganar un concurso impulsado por la UTN y el Servicio de Intercambio Alemán. El objetivo: seguir desarrollando su trabajo sobre aerogeneradores.

Por Verónica Peyrano

El roldanense Pablo Nüesch está a punto de subirse a un avión rumbo a Esslingen, Alemania. Sus conocimientos sobre el aire y los vientos lo llevarán hasta ese país, donde va a pasar un semestre finalizando su carrera de Ingeniería Mecánica.

Egresado de la Escuela Técnica N° 643, cursa el quinto año de Ingeniería en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y ganó una beca del Servicio de Intercambio Alemán para pasar seis meses en una de sus universidades gracias a su proyecto de investigación sobre Energía Eólica.

“Es un proyecto de investigación que arranqué en el 2015, estudiando los vientos de la provincia de Neuquén, con un estudio de la Central Meteorológica del Aeropuerto de Neuquén. Obtuve un estudio de viento y a partir de eso saqué los parámetros para dimensionar la máquina”, contó Pablo a El Roldanense.

Su proyecto de aerogeneradores fue elegido para trabajar la última etapa en Alemania, donde cursará un semestre y formará parte de un equipo de investigación afín a su proyecto de energía eólica. “El objetivo de la beca de intercambio es estudiar un semestre mi carrera en una universidad alemana, luego también hay una posibilidad de realizar alguna pasantía en una empresa alemana durante seis meses más”, explicó.

La beca es para la última etapa del proyecto, ya diseñada. “No sólo es diseñarla, sino también pensar su financiamiento”. Pablo se postuló a fines del 2015 junto a centenas de alumnos de la UTN de todo el país, en marzo de este año le confirmaron la buena nueva: “Quedé décimo entre los sesenta que vamos a viajar de toda la Universidad Tecnológica Argentina, de la UTN Rosario somos cuatro”, detalló.

Cuando le confirmaron que a mediados de agosto viajaba a Alemania, el futuro ingeniero tuvo que ponerse de lleno en el estudio del idioma: “Me avisaron en marzo de este año que quedé así que tuve que dejar el trabajo para hacer el curso intensivo de alemán, uno de los requisitos era rendir un examen del idioma. Además tenía que seguir presentando avances del proyecto de investigación así que me puse a estudiar alemán y obviamente seguir con la facultad”.

Sobre su paso por la escuela técnica de Roldán antes de la Universidad, Pablo dice que si bien cuando comenzó la secundaria “no tenía noción de la vida, me dijeron anda allá y bueno fui”, la orientación técnica le sirvió mucho para tomar una decisión de lo que luego estudiaría. “En la secundaria no era un estudiante sobresaliente, pero en mi carrera me fue muy bien, la llevé al día”.

“Lamentablemente los últimos años del nivel secundario yo siento que se empobreció mucho, y honestamente yo creo que salí de la escuela sabiendo muy poco, pero la orientación es muy buena, también algunos profesores que me alentaron mucho. Vilma Giampani y Rubén  Fiascohan sido gente que uno admira y docentes que me inspiraron a seguir creciendo”, agradeció.