10 de noviembre de 2016

Sin solución a la vista: se dilata el conflicto entre recolectores y Municipio El sindicato adjudica falta de voluntad conciliatoria a la administración local, que rechaza la legalidad y los modos de la protesta. Se convocó a una nueva audiencia.

Con el objetivo de negociar una salida para el conflicto que mantienen el Municipio y el Sindicato de Recolectores, para la jornada de ayer se pautó una nueva audiencia ante el Ministerio de Trabajo provincial. El resultado no fue positivo: desde el gremio advirtieron que la administración local no se presentó al encuentro y le adjudicaron falta de vocación conciliatoria.

“Mientras los trabajadores siguen a la espera de una respuesta, la Municipalidad reemplazó la totalidad de los compañeros que hacían la recolección habitualmente, subiendo al camión otros muchachos, con un total desprecio por las normas constitucionales y fundamentalmente por la dignidad del ser humano”, disparó la organización de trabajadores.

En tanto, desde el gremio plantearon: “Se dejaron siete personas sin trabajo y el intendente no quiere presentarse al Ministerio de Trabajo. ¿Por qué? ¿Se presentará a la nueva audiencia fijada para el próximo lunes 13 de noviembre?”

Cabe recordar que desde un primer momento el Municipio calificó como faltos de legalidad a los reclamos presentados por Recolección, al tiempo que rechazó la modalidad de la protesta presentando denuncias por amedrentamiento, amenaza coactiva y privación ilegítima de la libertad.

Recolección busca el apoyo de la comunidad

Mediante un comunicado que desde el pasado fin de semana hacen circular por las calles de la ciudad, los recolectores de residuos que se mantienen en conflicto con el Municipio denuncian las condiciones de trabajo bajo la órbita de la administración local y buscan sumar el apoyo de los vecinos.

Según apuntan en el mensaje, “los cuatro muchachos municipales” que venían prestando funciones en el casco urbano cumplían sus tareas “por unos pocos pesos la hora, sin horarios de trabajo, levantando la basura con la mano, sin ropa ni calzado adecuado, sin capacitación”.

En ese marco, los empleados de la recolección sostienen un acampe en la ciudad con el reclamo de que todos los empleados que se desempeñen en territorio local -incluidos los tres despedidos de Resicom- se encuadren en el convenio colectivo del sector, petición que es rechazada por el Ejecutivo tras las municipalización del servicio.

“Dígale no al atropello de los derechos humanos”, se solicita en el comunicado en cuestión. Al mismo tiempo, el texto acusa a la intendencia de “ir en contra de todos los derechos laborales conquistados con tanto esfuerzo” y establece que “el Concejo no se hace cargo de que hay un grave problema”.

Primera resonancia en el Concejo

El bloque opositor en el Concejo deliberante presentó en la sesión de este martes un pedido de informes para que la Municipalidad dé cuenta del contrato (ya finalizado) con la empresa Resicom.