24 de abril de 2015

Tango roldanense, evocaciones del arrabal A horas de presentar su nuevo material en Casa de la Cultura, el artista local Fernando Brunotti habla sobre las historias y emociones que sustentan su nostálgico cantar.

Este sábado por la noche la Casa de la Cultura será el escenario para que se presente la máxima figura tanguera que en la actualidad tiene Roldán: Fernando Brunotti, con recorridos que pasaron las fronteras argentinas, brindará un show para compartir su segundo y nuevo material. Se trata de Evocándote, propuesta musical que se sustenta en viejas nostalgias del intérprete.

En diálogo con El Roldanense, el artista habló del show que brindará ante su gente y de aquellas historias que lo llevaron a convertirse en la voz local del sentir arrabalero.

¿Qué sensaciones despierta presentar un disco en el pago natal, en el escenario cotidiano de su vida?

Estamos presentando este disco por primera vez en Roldán, de esto que para mí sigue siendo un pueblo. Los que somos nativos todavía nos conocemos entre todos, nos saludamos en la calle. Roldán todavía tiene alma de pueblo, la mayoría de su gente sigue teniendo eso.

Como buen tanguero, ¿le genera nostalgia la transformación que vive la ciudad en su fisionomía y en el ritmo de sus días?

La transformación de la ciudad me da muchísima nostalgia. Sobre todo ver cómo muchas casas antiguas se han derrumbado para hacer otros edificios. Me pone muy mal.

¿Eso se refleja en las canciones que canta? ¿Le canta a Roldán?

Le canto a la ciudad y en especial al barrio. Soy del barrio más tanguero que tiene Roldán: El Arrabal. Mirá vos qué nombre tiene; mirá vos dónde fui a vivir. En el barrio siempre hubo personajes relacionados con el tango, muchos cantores y boliches en los que uno podía ir a tomar una copa y dar una serenata. Hoy de eso ya no queda nada. Quedaron los edificios. Pero los boliches, que los había en todos los rincones y cada uno con sus parroquianos, se han perdido.

¿Recuerda cómo se fue incluyendo usted en el paisaje tanguero local?

Yo vengo de una familia tanguera, con costumbres de tango, lo cual es algo difícil de explicar. Mi papá y mi abuelo eran cantores de tango. Y además estaban relacionados con el turf, que tiene mucho que ver con el tango. Uno viene de ahí y lo lleva en la sangre.

¿De qué se trata Evocándote, el nuevo disco que está presentando? ¿A quién es que se evoca? ¿O qué es lo que se evoca?

Evocándote es un disco que está dedicado a la memoria de mi vieja, pero también encierra al barrio, la novia, los amigos, los bares. Tiene distintos poemas y músicas relacionadas a lo que uno ha vivido.

¿Cómo se relaciona con las poesías que interpreta?

Hay, por ejemplo, una poesía escrita por un gran amigo que el sábado voy a llevar por primera vez arriba del escenario. Cuando la escuché por primera vez me erizó la piel y estuve muchísimo tiempo tratando de aprenderla, llorando y emocionándome. Hacerla en vivo va a ser todo un reto, un gran desafío.

¿Y usted escribe?

Escribo. Algunos poemas los he dado a conocer, pero a muchas cosas todavía no les hemos puesto música. Creo que es una etapa que todavía tiene que madurar: no es fácil poner música a un poema, sobre todo en el tango, que tiene todo tan bien hecho. Por respeto a los grandes autores, uno se tiene que tomar el debido tiempo.

¿Con qué se va a encontrar el público que lo vaya a ver y escuchar en la Casa de la Cultura?

La idea es poder hacer un recorrido por todo el disco junto a Mariano Fontana, concertista que toca la guitarra desde hace mucho tiempo y que se ha volcado al tango. Él tiene muchísimo de escuela y yo tengo mucho de barrio, así que nos complementamos muy bien. Y también incorporamos, como músico invitado, a un gran amigo que conocí en 2009, que se llama Lucio Taragno y toca la armónica. Cuando lo conocí él tenía 16 años y tocaba como los dioses; ahora tendrá unos 22 y toca todavía mejor. Con él, en el medio del show, vamos a hacer algunos clásicos. Además, va a haber cuatro parejas de baile: tres de Casilda y una de Roldán.

FECHA Y HORA

Fernando Brunotti presenta Evocándote este sábado 25 de abril a partir de las 21 en la Casa de la Cultura, espacio municipal ubicado en Bv. López 643. Estará acompañado sobre el escenario por el concertista de guitarra Mariano Fontana, al tiempo abrirá un espacio para la participación especial de Lucio Taragno y su maestría para la armónica. También serán parte del show cuatro parejas de baile: Andrea Poveda y Juan Ignacio Aguilar (Casilda), Elizabet Hachén y Hernán Conca (Casilda), Caren Barison y Jonatan Guisasola (Casilda), Eli Scrinzi y Aníbal García (Roldán).