19 de febrero de 2016

Terminaron los tiempos en que “dejabas la bici afuera y nadie la tocaba” Los arrebatos en Roldán ya son una realidad y la actividad privada responde: ofrecen en la ciudad un seguro para bicicletas contra robo en la vía pública.

“Antes podías dejar la bici todo el día afuera que nadie te la iba a tocar”. La frase suele escucharse con frecuencia entre roldanenses que añoran aquella época en que los casos de inseguridad en la vía pública eran más bien una rareza. Hoy el panorama es diferente y frente al nuevo cuadro de situación asoman diversos tipos de respuesta desde la actividad privada. En esa línea, ya puede conseguirse en la ciudad un seguro contra robo de bicicleta en la calle.

El servicio en cuestión lo ofrece, por ejemplo, la agencia LMR Broker, con sede en el cruce de avenidas del barrio Tierra de Sueños 2. Su titular, Leonardo Redeligo, contó en diálogo con El Roldanense que se trata de una póliza todavía no muy difundida a nivel local pero que cuenta con toda una serie de beneficios.

En tal sentido, el productor apuntó que el seguro abarca “responsabilidad civil por si chocás con un auto, robo dentro del hogar y en la vía pública, rotura del candado, incendio de partes y en bicis de hasta 30 mil pesos se puede anexar un seguro por accidentes personales”.

En la misma línea, Redeligo hizo foco en que “existen bicicletas que cuestan hasta 120 mil pesos”, dejando en claro que se trata de bienes que yo no pueden ser considerados, al menos en todos los casos, como menores.

“El costo va en relación al valor de la bici, pero son seguros económicos: por una bicicleta de 7000 pesos, se pueden llegar a pagar unos 90 pesos por mes”, continuó detallando el titular de LMR Broker, que ofrece el servicio a través de la compañía Prudencia.

En tanto, el agente explicó que la cobertura por despojo en la vía pública no está demasiado difundida en la zona. “Por lo general se cubre robo pero sólo si te la sacan dentro de casa”, dijo en ese sentido.

Sobre los pasos a seguir para contratar la póliza, Redeligo apuntó: “Es una suscripción sencilla: se llena la solicitud, se le sacan fotos a la bicicleta y se presenta su factura de compra”.