26 de septiembre de 2015

Un control de nueve horas dejó a 20 motos y un auto en el corralón El operativo fue hecho en conjunto entre la GUR y la Policía de Acción Táctica, que desembarcó de sorpresa con efectivos a la ciudad.

Foto: Cristian Moriñigo

Efectivos de la Policía de Acción Táctica (PAT) y once inspectores de la Guardia Urbana (GUR) realizaron entre las 17 del viernes y las 2 del sábado un operativo de control sorpresa que arrojó como resultado el acarreo al corralón de 20 motos y un automóvil, todos flojos de papeles.

Según informaron desde la GUR a El Roldanense, los ocupantes de los vehículos en cuestión eran todos oriundos de Roldán e incumplían diversas normas de tránsito, como ausencia de carnet, menores al volante, caños de escape antirreglamentario, falta de luces o transferencias sin realizar.

Las motos secuestradas son de baja y alta cilindrada, en tanto que el coche es un Renault 11, cuyos ocupantes comenzaron a agredir verbalmente a los efectivos mientras realizaban el control a una moto, lo cual motivó que fueran obligados a detenerse y se los inspeccione. Al pedirle los papeles, no contaban con documentación, por lo cual el auto se trasladó al corralón.

El operativo fue sorpresa y se realizó en todos los barrios del casco urbano. Del mismo participaron tres camionetas de la PAT (dos ubicadas en los puestos y una recorriendo la ciudad), y once inspectores de la GUR.

Tal como adelantó el miércoles El Roldanense, la intención es que estos controles sorpresivos se mantengan a los largo de la semana, en diferentes franjas horarias y en distintos puntos de la ciudad.