5 de junio de 2015

Una autobomba llegada de Polonia, la nueva adquisición del cuartel de Bomberos Además del rodado, que llegará en pocos días, planean sumar voluntarios. “La ciudad creció mucho y tenemos que estar preparados”, dicen.

Foto: Leticia Martiñena

El cuartel de Bomberos Voluntarios de Roldán es uno de los más completos de la zona; aun así, siempre es necesario adquirir nuevas herramientas, vehículos e incluso sumar personal, ya que la ciudad viene creciendo poblacional y urbanísticamente.

En pocos días más, y gracias a las tantas gestiones que se llevan adelante “a pulmón” sumado a los subsidios que reciben tanto del Estado nacional como provincial y municipal, llega una nueva autobomba traída de Polonia. El nuevo rodado tendrá una capacidad para almacenar 2000 litros de agua y se convertirá en el móvil “de primera intervención”, función que hoy cumple otra autobomba más grande que quedará para hechos de mayor envergadura.

“Gracias a la comisión cooperadora y a la población se fue adquiriendo mucho equipamiento, pero siempre falta, por eso estamos intentando permanentemente conseguir algo nuevo. Todos los días van saliendo novedades en la materia. Esta semana, por ejemplo, trajimos un ventilador que no teníamos y que se usa en incendios de casas para hacer ventilación cruzada”, contó a El Roldanense quien hoy ocupa el cargo de presidente de los Bomberos Voluntarios, Walter Turi.

Pero el cuartel no sólo busca nuevas herramientas sino también personal. Hoy cuenta con 39 bomberos y, por el crecimiento de la ciudad, se estima que deberían sumar al menos nueve más. Por eso, hace poco se abrió la inscripción y hoy hay siete aspirantes en carrera para pasar a formar parte del equipo. Es que la intención es abarcar mejor toda la extensión de Roldán. Para ello, en Tierra de Sueños 3 les donaron un espacio donde proyectan poder hacer un nuevo destacamento y de esta forma estar más cerca de los nuevos barrios.

Otro objetivo pasa por poder tener guardias las 24 horas, hoy sólo hay cuarteleros que cumplen esa función medio día; luego las llamadas se transfieren a un celular que se lo queda un integrante del cuerpo.