20 de noviembre de 2015

Vio el crecimiento de la ciudad y se vino desde Funes para jugar de local Después de ocho años en la vecina localidad, decidió abrir otra boca de su comercio de materiales para la construcción y eligió Roldán.

La Casa del Cerámico

Buscando mejorar el servicio, la atención y los tiempos de entrega, La Casa del Cerámico decidió que era el momento de dar el salto y duplicarse: después de ocho años de estar en Funes, abrió las puertas de su nuevo local de venta de materiales para la construcción en Roldán.

Ubicado en la intersección de la Ruta 9 con la A012, el salón de 220 metros cuadrados cuenta también con depósito y fue levantado desde cero por los titulares de la empresa.

“Hace dos años compramos el terreno y empezamos de a poco a construir. Desde el principio supimos que el uso sería este, el de abrir acá otro punto de venta, porque teníamos muchos clientes de la zona y necesitábamos poder mejorar el servicio y los tiempos de entrega”, comentó a El Roldanense Alejandro Blazquez, dueño del establecimiento.

Blazquez viene de una familia que fue precursora en el negocio con firmas clásicas como La Casa del Azulejo Colorado y Moro&Moro, por lo que decidió continuar con esa tradición montando La Casa del Cerámico.

“Hoy en la zona la construcción creció mucho y necesitábamos estar cerca de los nuevos barrios, así como de una ruta que también te conecta directo con otras localidades donde también el sector está en crecimiento”, comentó el emprendedor y sumó: “La idea es seguir expandiéndose, movimiento para pensar en eso, hay”.

Desde el nuevo negocio venden a consumidor final y también a mayoristas, y se especializan en cerámicos, porcellanatos, guardas, sanitarios, griferías, muebles de baño y cocina, mármoles, adhesivos y pastinas.