1 de abril de 2015

Violenta entradera moviliza a vecinos de Cotos de la Alameda Unos cincuenta habitantes del barrio se hicieron presentes ayer en el Concejo demandando la gestión de respuestas tras un grave episodio de inseguridad.

Después de que la semana pasada tuviera lugar una violenta entradera en una de las casas del barrio, habitantes de Cotos de la Alameda se movilizaron ayer hasta el Concejo para plantear la gravedad con que los interpela la problemática de la inseguridad y demandar que se trabaje en la gestión de soluciones.

A lo largo de una conversación que duró alrededor de una hora, algunos de los cincuenta vecinos y vecinas que se hicieron presentes en la sesión tomaron la palabra para apuntar su mirada sobre una serie de hechos delictivos acontecidos en la zona en el último tiempo, los cuales -aseguraron- fueron muchos más que los denunciados.

Como parte del análisis de situación, surgieron críticas por el accionar policial, al cual se le atribuyó “falta de inteligencia previa” y hasta se denunció la existencia de “zonas liberadas”. También hubo dardos para la Municipalidad, por la escasa iluminación en algunos puntos del barrio, en buena medida -apuntaron- por carencias en los trabajos de poda.

También aparecieron quejas por el funcionamiento de la GUR y por el difícil acceso al sistema de cámaras local, dado que para poder observar imágenes captadas por la videovigilencia hace falta una orden de Fiscalía. Y tampoco se salvó la estructura provincial de Seguridad, considerada por un vecino como “un circuito burocrático que no lleva a ningún lado”.

Ante las diversas exposiciones, la concejala oficialista Sandra Jacuzzi se comprometió a realizar gestiones para que la Municipalidad avance con los reclamos relacionados a servicios. En tanto, todos los miembros del cuerpo comunicaron que enviarán una nota a diversas autoridades del Gobierno de Santa Fe para avanzar con medidas, entre ellas la de conformar un Comité de Crisis para la ciudad.

El hecho detonante

El acontecimiento disparador de la movilización fue una violenta entradera que el pasad lunes 23 de marzo sufrió una pareja de jubilados que desde hace ocho años vive en Cotos de la Alameda, a la altura de la Garita 6 de Ruta 9. Ocurrió cuando el reloj merodeaba las 21.30 y el auto de uno de los hijos de los dueños de casa se disponía a ingresar el auto.

Según comentó el padre de familia a El Roldanense, vieron movimientos sospechosos de un coche que pasó lento por la calle, pero que después de dejarlos pasar decidieron entrar al domicilio. Cuando estaban cerrando la puerta, los delincuentes aparecieron.

“Salieron de la nada. Uno le puso un cuchillo en el cuello a mi hijo y otro encañonó a mi mujer. Ya adentro, a mí me pegaron en la cabeza”, recordó el hombre con angustia. Una vez en la vivienda, los malvivientes recorrieron cada rincón para llevarse dinero, joyas, teléfonos celulares y otros efectos personales. Al retirarse, se olvidaron un handy que, según pudieron observar después las víctimas, tenía identificadas frecuencias policiales. “Lamentablemente, ellos sí hacen inteligencia”, lamentó el damnificado.