La Ciudad

Bomberos agrandará su cuerpo activo y piensa en diferentes proyectos para 2022

Walter Turi, presidente de la institución, hace un balance del año que finalizó y se refiere a las perspectivas de crecimiento a futuro. Entre ellas, hacer una salida por calle Gálvez y construir un lavadero.

Foto: Leticia Martiñena

El cuerpo local de Bomberos Voluntarios tiene como costumbre tradicional la celebración de eventos que le permiten juntar fondos. Con motivo del segundo año consecutivo atravesado por la pandemia, la institución no pudo organizar tales jornadas y eso se sintió en las arcas, sin embargo asumen que el balance del año que pasó es positivo. En charla con El Roldanense, su presidente Walter Turi realiza un balance de lo acontecido y traza un panorama a futuro. Desde 2022, el equipo contará con 42 bomberos en su línea principal.

“El cuartel siguió trabajando, no de la forma que hubiésemos querido. Estamos acostumbrados a hacer eventos, polladas, el locro del 25 de mayo, y este año no se pudieron hacer. Sí pudimos realizar el té virtual”, dijo Turi, y expresó que les hubiese gustado “hacer muchas cosas más”, pero los obstáculos fueron insalvables. “El ingreso de plata fue menor, aunque por suerte seguimos trabajando y concretando proyectos”, señaló. Uno de los objetivos propuestos que se concretó fue la edificación de los vestuarios de mujeres, ya terminados en un 90%.

Con vistas al inicio de 2022, solo falta el pulgar arriba provincial para que 11 nuevos operarios, ocho mujeres y tres varones, se sumen al cuerpo activo. “Teníamos un equipo de 35 bomberos. Tres de ellos renunciaron por motivos personales y uno pasa a Reserva por la edad, es decir sigue siendo bombero pero no activo sino pasivo”, contó Turi. A los 31 voluntarios actuales se sumarán los ya recibidos y conformarán el plantel de 42. En el mismo orden, puntualizó que dos cadetes cumplen 17 años y están en condiciones de transformarse en aspirantes, por lo que es probable que se abra una nueva convocatoria para menores de 16.

Allá por inicios de septiembre de 2020, cuando el cuartel lanzó la inscripción para el curso de Bombero, se anotaron 104 personas. “Algunos fueron dejando o pensaron que no era lo que ellos buscaban. Hoy, ser bombero no es algo fácil. Hay que estudiar durante dos años, rendir varias materias y recibirse”, comentó el presidente. “Hay que cumplir ciertas metas y requisitos. Muchos no lo tenían en cuenta, fueron abandonando, y estos 11 son los mejores promedios de todos los inscriptos”, profundizó.

Entre las metas propuestas para el año que inicia, ya se está trabajando en la compra de equipamiento como se hizo en 2021, ya que “siempre hay cosas que se vencen y se van recuperando”. Por otro lado, intentarán hacer dos nuevas salidas de unidades por calle Gálvez, ya que la actual es por Brown. “La idea es hacer dos nuevos portones automatizados”, expresó Turi, y amplió que otro de los proyectos es construir un lavadero. “Hace dos años compramos un lavarropas industrial para lavar los equipos de los bomberos, pero queremos tener un lugar especial de desinfección y colocar una secadora”, detalló.