La Ciudad

El roldanense que comenzó a tocar la batería a los 7 años y hoy integra dos proyectos musicales en crecimiento

Fran Bresán tiene 19 y, luego de forjar su camino en una orquesta, se unió a una banda de rock nacional y a un ciclo musical. “Estoy muy contento, me sirve para seguir aprendiendo”, dijo.

Con la batería como fiel ladera durante más de 12 años, Fran Bresán hace una mirada retrospectiva. Comenzó a tocar cuando tenía 7 y ya no se separó de su instrumento predilecto, como si este fuese una extensión de su cuerpo. De chico hacía covers de rock nacional junto a su padre Adrián, con el tiempo adquirió experiencia y formó parte de diferentes bandas hasta el día de hoy. Abocado a diferentes proyectos musicales que empiezan a hacer su camino, también da clases de batería a alumnos de todas las edades.

“Hace dos años que estoy dentro del proyecto de una banda denominada Ceiba, en la que hacemos temas propios de rock nacional. Siempre estamos en actividad, ensayando o preparando nuevas canciones”, describió Fran en charla con El Roldanense. Ceiba tiene muchos de sus temas subidos a Spotify, al igual que ‘¿Para qué hacemos música?’, el ciclo al que el joven local se incorporó recientemente. En este nuevo espacio, los músicos son fijos, aunque los cantantes van rotando dependiendo del show.

La primera presentación en público de PQHM tuvo lugar a comienzos de junio en un bar de Rosario, sobre calle Francia. “Es algo que me ayuda un montón para conocer a otros pares, gente muy buena y personas muy grosas que laburan en el ambiente”, contó Fran, quien también le da una mano a su padre en la sala de ensayo del instituto que tienen detrás de casa. “Con el ciclo hacemos versiones propias y covers de soul y funky. Somos de diferentes lugares: el pianista es de Ibarlucea, el guitarrista de Zavalla y el bajista de Rosario”, añadió.

“Estoy muy contento con los proyectos que se me han presentado. Me sirven para sumar experiencia, conocer gente con la que aprendo y seguir creciendo como músico”, expresó. Consultado por un músico al que pueda tener como espejo, no dudó en referirse a su profesor Nabil Schegtel, baterista y productor oriundo de Funes. Las dos bandas de las que forma parte actualmente son, a la vez, una continuidad dentro de su trayectoria en los escenarios. De 19 años, ha integrado numerosos espacios musicales.

Precisamente, uno de ellos fue la orquesta de Funes, en la que tocó junto a músicos retirados y la banda de la policía. “Me uní a los 9 y conocí artistas de todas las edades, personas con las cuales me sigo relacionando”, señaló, y recordó que hacían conciertos didácticos visitando provincias como Mendoza, Entre Ríos y Buenos Aires. “Fue una experiencia única para mí, un proceso muy lindo y muy enriquecedor en la parte artística. Era el más joven y estuve allí hasta los 14”, rememoró sobre el que fue, sin duda, el primer peldaño de su escalera personal.