25 de julio de 2018

Tiene 17 años y lleva a flor de piel la pasión por el arte del tatuaje Se llama Yair Martínez y cursa quinto año en la San José Obrero. Sueña con su local propio y mientras tanto se prepara con los mejores.

Con sólo 17 años, el roldanense Yair Martínez la tiene clarísima: quiere dedicarse al arte del tatuaje. Le falta edad para largarse por su cuenta pero le sobran ganas de perfeccionar su talento y recorrer el camino que lo separa de su gran sueño: tener un local propio en su Roldán natal.

“Hoy dibujo porque siento pasión por lo que hago. Con 17 años confío en que algún día puedo llegar a uno de los niveles más difíciles del arte que es el tatuaje. No es lo mismo dibujar en una hoja que representar un dibujo muy bien hecho en una piel”, contó el joven en diálogo con El Roldanense, convencidísimo de su vocación.

Yair cursa actualmente quinto año en la Escuela Técnica San José Obrero. Le queda un año más de estudios formales pero aun así ya piensa en que una vez cumplidos los 18 empezará a hacer cursos en la escuela rosarina Arte Eterno, una de las más destacadas en lo que a tatuajes respecta.

“Aunque todavía no soy tatuador y quizás algún día lo sea, me siento capaz de concretar mi sueño. Obviamente estudiando y aprendiendo con los mejores. Me gusta ver a los tatuadores expresando algún dibujo muy difícil o diseños en la piel de la persona”, comentó el talentosos muchcacho y destacó su amistad con Samu IJ, reconocido tatuador de Funes que lo está ayudando a dar los primeros pasos.

“Dibujo desde los 12 o 13 años, pero antes no entendía mucho el dibujo. Primero me interesé por los graffitis. Hubo un tiempo que dejé y volví hace dos años a dibujar de nuevo. Ahí pude entender varias cosas y ahora estoy yendo a un taller de arte en Rosario con Rocío Ferreyra Soule, una profesora que me ayuda mucho”, contó.

Como todo arte, el del tatuaje también tiene diferentes ramas. “Mi objetivo definitivo es dibujar en hiperrealismo. Que la gente mire mi dibujo y que no se de cuenta si es una foto o un dibujo”, expresó Yair, quien ya le hizo varios dibujos a amigos y conocidos aunque todo queda en el papel por el momento.