27 de julio de 2015

Bajones de tensión que le saldrán caro a la Municipalidad Desperfectos eléctricos originados en Funes hicieron colapsar el alumbrado público en gran parte de la ciudad y quemaron 18 tableros, cuya reposición costará unos 150 mil pesos.

Desperfectos técnicos ocurridos el sábado por la noche en la red eléctrica que alimenta a la ciudad provocaron severos daños al sistema de alumbrado público local: no sólo hasta el día de hoy se sigue trabajando para reponer el servicio en las calles, sino que además se quemaron 18 tableros cuya reposición le costará a la Municipalidad unos 150 mil pesos.

Según explicaron desde la Empresa Provincial de la Energía (EPE), los primeros inconvenientes tuvieron origen en horas de la tarde en la vecina localidad de Funes. Las soluciones que se ensayaron brindaron respuesta provisorias, pero cuando el reloj marcaba las 23 se produjo un nuevo apagón que alcanzó a Roldán para extenderse hasta aproximandamente la 1.30 de la madrugada. En ese marco, también tuvo lugar una serie de importantes bajones de tensión.

“El 65 por ciento de la ciudad estuvo a oscuras y sequemaron 18 tableros. La reposición de cada uno de ellos costará entre 8 y 10 mil pesos, por lo que estamos hablando de un costo total que ronda los 150 mil pesos”, indicó Germán Wirsch, secretario de Servicios Públicos de la Muncipalidad, a la hora de explicar el impacto que está teniendo para las arcas locales hacer frente a los daños.

El funcionario detalló además que “los barrios afectados fueron Los Indios, Acequias del Aire, Acequias, Las Tardes, Santa Teresa, Cotos, América, Broff, Arrabal, Beaudrix, Tierra de sueños 1, Talleres, Charquito Villa Flores y La Casona”. En tanto, señaló que el mismo sábado por la noche se pusieron en funcionamiento seis cuadrillas y que -estiman- recién en las próximas horas se terminarán de activar todas las luminarias de la vía pública.