8 de enero de 2018

Con sólo siete años, una roldanense les hizo jaque a todos y salió campeona de ajedrez Muy hábil para las matemáticas, cuando tenía cinco comenzó a desenvolverse en el tablero. En noviembre cosechó su mayor logro.

Con sólo cinco años Lina Masía empezó a hacer los primeros movimientos en un tablero de ajedrez. Fue junto a su primo de la misma edad a quien le habían regalado un juego y estaba aprendiendo de su abuelo. Después siguió practicando junto a su papá hasta que Guillermo, un vecino de la familia, se dio cuenta de que lo de la niña era cosa seria.

El muchacho es un jugador de ajedrez experimentado, y el ojo no le falló: en noviembre y ya con 7 años Lina se presentó en un campeonato organizado por la Asociación Rosarina de Ajedrez y se coronó como campeona Sub 8. Lo logró ganando las tres primeras partidas de cinco. Para ese entonces ninguna de las otras niñas ya podía alcanzarla, y se trajo el trofeo para Roldán.

Lina vive junto a su familia en Tierra de Sueños 3 y concurre a la escuela de ese barrio, donde se destaca en matemática. “Con Guillermo empezó a jugar cuando él todavía estaba en obra. Una vez que se mudó, ya lo hacían más seguido y él nos advirtió que Lina jugaba muy bien, que pensaba, que sabía hacer movimientos”, contó su mamá Romina Sandoval a El Roldanense.

“Cuando se abre la escuela, Guillermo propone abrir un taller de ajedrez gratuito para enseñarle a otros chicos. Además, empezó a llevarla a Rosario para los torneos infantiles y durante 2017 participó de varios”, agregó Romina.

Claro que los comienzos no fueron nada fáciles. Es que la derrota es dura de superar para un adulto, pero mucho más lo es para un niño: “Los primeros torneos fueron difíciles porque si una partida que no ganaba, lloraba y se angustiaba. Hubo que enseñarle que tenía que saber perder”, rememoró la madre.

Por suerte Lina aprendió esa lección y le dio para adelante. En noviembre ganó el campeonato Sub 8 y en diciembre se hizo la premiación. Lo que sigue: el campeonato nacional que se disputará en febrero en Buenos Aires, certamen al cual accedió luego de su victoria en Rosario.