30 de Octubre de 2015

¿El Concejo municipal podría mudarse de edificio? El inmueble donde hoy funciona el cuerpo legislativo se encuentra en estado de deterioro y los propios ediles proponen traslado a una locación concreta.

Alertados por el estado de “deterioro” en que se encuentra el inmueble donde funciona el Concejo, los propios integrantes del recinto instalaron la posibilidad de mudar el órgano legislativo a otra ubicación.

En esa línea, se apuntó como alternativa una locación concreta: un predio ubicado una cuadra hacia el oeste del actual domicilio del cuerpo deliberativo, es decir en Bv. López al 700, lindante a la Choppería Ramón Delay. Se trata de una estructura a medio construir que originalmente estaba destinada para el Correo Argentino.

Bajo el argumento de que “el edificio donde se ubica y funciona el Honorable Concejo Municipal se encuentra en deterioro y en condiciones visibles no aptas para un normal funcionamiento administrativo e institucional”, los ediles le solicitaron al Ejecutivo que evalúe la viabilidad de la propuesta, empezando por analizar la inversión que su materialización implicaría.

A través de una Minuta de Comunicación, los miembros del cuerpo destacan no sólo la necesidad de remodelaciones para el actual edificio, sino que a su vez indican la conveniencia de contar con instalaciones más amplias que otorguen “privacidad” al trabajo en Comisión y “comodidad” para recibir vecinos y desarrollar reuniones.

Por otro lado, se señalan los inconvenientes sonoros que muchas veces se generan en el recinto por encontrarse adjunto a la sala Casa de la Cultura, donde se llevan adelante múltiples talleres artísticos. Y, al mismo tiempo, se destacan los beneficios que podrían venir aparejados para ese espacio municipal en caso que se libere el inmueble que hoy ocupa el Concejo.

La locación apuntada como alternativa fue donada décadas atrás al Correo Argentino por una tradicional familia de la ciudad. Después de que dicha entidad fuera privatizada en los años noventa, el proyecto de edificio quedó trunco. Al estar inutilizado, el predio en cuestión pasó luego a manos del ONABE (Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado) y en 2005 fue transferido a la Municipalidad.