23 de noviembre de 2016

Menores recibieron feroz golpiza en la puerta del boliche: acusan a policías Ocurrió en la madrugada de este sábado. Cinco chicos (tres varones y dos mujeres) terminaron en la celda. A dos de ellos les pegaron hasta sangrar. El peregrinar de los padres para poder hacer la denuncia.

Foto: Cristian Moriñigo

Dos chicos fueron ferozmente golpeados, presuntamente por agentes policiales, en la puerta del boliche Water y luego trasladados hasta la Comisaría Sexta junto a otros tres amigos (un varón y dos mujeres) quienes también quedaron demorados pese a ser menores de edad.

El hecho ocurrió en la madrugada del pasado sábado y desde ese entonces los padres debieron atravesar un largo peregrinar para lograr ser tenidos en cuenta y poder hacer la correspondiente denuncia. Luego de hablar con las autoridades locales, incluso las policiales, este miércoles por la mañana concurrirán a Fiscalía junto con un abogado para realizar la denuncia correspondiente y que la Justicia comience a investigar.

En contacto con El Roldanense, María Díaz, madre de uno de los menores golpeados, relató: “Mi hijo me había sacado sin permiso la moto y en la puerta del boliche los policías lo bajaron a las piñas, una vez en el piso le siguieron pegando entre dos, lo levantaron y lo llevaron a la Comisaría, donde lo tuvieron sangrando toda la noche adentro de una celda”.

“A mí avisaron cerca de las 4 de la mañana. Fui hasta la Comisaría y lo quise retirar pero nadie me daba información. Eramos seis padres. Los largaron recién a las 6. Cuando le pregunté qué le había pasado, me dijo adelante de los policías que ellos lo habían golpeado. Ahí mismo pedí poder denunciar lo sucedido , me dijeron que no se podía porque necesitaba la pericia de un médico policial. Pedí que traigan uno. Me dijeron que no tenían. Lo trasladé al Samco y lo atendió una doctora”, siguió contando la mujer.

En el certificado se constató que el chico de 15 años tenía traumatismo bucal, magullones y golpes varios. Con ese papel en mano María volvió a la Comisaría pero otra vez surgieron los problemas y dilaciones: “No me quisieron tomar la denuncia porque no les quise dejar el original de la constancia del médico y me dijeron que me remitiera a San Lorenzo”, contó al tiempo que resaltó que nadie sabe decirle si los efectivos policiales que golpearon a su hijo pertenecen a la Sexta o al Comando.

“El lunes nos citó el comisario, me dijo que no sabía nada de lo ocurrido porque no estaba de guardia y que se enteró después. Él mismo me sugirió que fuera a Fiscalía y que haga allá la denuncia, de hecho hasta se mostró dispuesto a ir a declarar y me aconsejó que pida las cámaras de seguridad para que el hecho se esclarezca”, siguió contando Díaz.

La madre del joven agredido también fue recibida por funcionarios municipales quienes le dijeron que tiene a su disposición las cámaras de seguridad. Con toda la información, este miércoles asistirá a Fiscalía junto con su hijo para que declare frente a los fiscales y en presencia de su abogado. “Hay testigos y quieren hablar”, sentenció la mujer que resaltó que irá hasta el hueso de la cuestión.