3 de diciembre de 2015

Impulsan un revalúo catastral que se ajuste a “valores reales” Avanza un proyecto para actualizar la base imponible del impuesto a la tierra urbana, rural y edificaciones. ¿Cuánto más podría pagarse por metro cuadrado?

En respuesta a un pedido realizado formalmente por la Legislatura en 2012, el gobierno provincial dio impulso a un proyecto de Ley para que se lleve adelante un revalúo catastral de los inmuebles ubicados dentro del territorio santafesino, cuyos valores fiscales fueron fijados por última vez en 1974 y actualizados de modo parcial entre 1992 y 1993.

Ya presentada de modo oficial, la iniciativa hace referencia a que en la actualidad opera una “distorsión respecto de los valores reales”. En ese sentido, menciona el impresionante aumento que sufrieron las tierras rurales desde aquellas viejas tasaciones y también las subas que experimentaron los lotes urbanos con el desarrollo de las ciudades y su reestructuración interna, realidad que afecta de modo muy especial a Roldán.

Frente a la realidad descripta, el proyecto contempla una determinación de valores máximos y mínimos por hectárea en cada distrito de la provincia para la valuación de los campos. En tanto, propone valores para cada frente de manzana o área de cada ciudad o comuna, como también el de construcción de edificios, para determinar el nuevo valor del suelo urbano y suburbano.

En caso que se apruebe el revalúo, ello redundará en un fuerte impacto sobre las bases imponibles del Impuesto Inmobiliario de API. ¿De cuánto podría ser el incremento por metro cuadrado o hectárea? Todavía no se dieron a conocer detalles al respecto, pero en el texto de la norma enviada a la Legislatura hay un dato que permite vislumbrar la magnitud de la actualización que se viene: “Las propiedades rurales oscilan desde 14 y hasta 59 veces más”.

El sistema diseñado para la puesta en marcha del ajuste está basado en experiencias atravesadas por otras jurisdicciones y se instrumentará mediante la utilización de métodos estadísticos, así como de nuevas tecnologías informáticas de naturaleza geoespacial, herramienta clave para la identificación y comprensión de las variables explicativas de los valores relevados.

Atraso

Las valuaciones catastrales de referencia que se utilizan actualmente datan de 1974 y se comenzaron a aplicar recién a partir de 1978. Los avalúos rurales fueron modificados en el año 1992 a instancias de la Junta Central de Valuación y, posteriormente, la actual Legislatura efectuó en 2012 una nueva actualización uniforme del 120 por ciento, pero sin corregir distorsiones. En cuanto al avalúo catastral urbano y suburbano, se mantiene sin modificaciones desde 1993.