15 de Octubre de 2015

Le incendiaron la camioneta que tenía estacionada en la puerta de su casa El hecho ocurrió en la madrugada del lunes en Laprida y Bv. López, a la misma hora en la que se cometió un robo en el Súper Oroño. Sospechan vinculación entre ambos hechos.

El lunes a las 3.30 Damián se despertó por el fuerte ruido de una explosión, salió de su casa enseguida y sin vestirse para ver con sus propios ojos en la vereda lo que ni siquiera podía imaginarse: su camioneta Chevrolet S10 que utilizaba para trabajar se estaba incendiando. Intentó apagar las llamas con dos matafuegos que tenía dentro su casa pero no hubo caso: ya estaba tomada toda la caja trasera del vehículo.

El hecho ocurrió en la intersección de Laprida y Bv. López. Cuando salió del shock, la víctima llamó a la Guardia Urbana (GUR) y a la Policía, que llegaron con sus móviles a los pocos minutos. Desde ambas fuerzas se comunicaron a su vez con los Bomberos, quienes lograron controlar el fuego y evitar que el siniestro tuviera mayores consecuencias.

“No tengo problemas con nadie, así que creo que fue algo al boleo”, analizó Damián en diálogo con El Roldanense. Y contó que la sospecha se centra en una maniobra de distracción de los mismos delincuentes que en ese exacto horario estaban ingresando al Súper Oroño para robar en un escruche la recaudación del fin de semana.

De hecho, una vecina vio circular una moto con un hombre hablando por teléfono minutos antes del hecho. Además, el día anterior, la GUR había estado por la zona recogiendo clavos miguelitos que estaban desparramando por calles aledañas y sobre lo cual habían sido advertidos también por vecinos.

El propietario de la Chevrolet S10 radicó la denuncia correspondiente e hizo los trámites en el seguro, el cual le cubre las pérdidas, quizás como único aliciente ante el momento vivido.