4 de agosto de 2015

Mateo es relegado en Newell´s y se enoja el hincha leproso Desde que Bernardi asumió como DT, el roldanense no fue ni al banco en dos oportunidades. "Dios premia a los humildes y castiga a los soberbios", lanzaron desde la filial rojinegra local.

Foto: La Capital

De un tiempo a esta parte no sólo es uno de los puntajes más altos en cada partido que le toca jugar, sino que además es el futbolista que demuestra más carácter y, por eso mismo, sin dudas encabeza el ranking de aplausos y ovaciones de la hinchada de Newell´s. Aun así, el roldanense Diego Mateo inexplicablemente está siendo relegado: desde que asumió Lucas Bernardi como DT, el futbolista local no integró ni el banco de suplentes en dos oportunidades y el mundo rojinegro siente que se le está dando un trato más que injusto para una figura de su talla.

“¡Dios siempre premia a los humildes y castiga a los soberbios! ¡Que no decaiga, Pomelo! Fuiste el puntaje mas alto en el clásico, transpirás sangre en cada pelota, tenés la humildad de los grandes y cada vez que te toca estar demostras tu amor por Newell´s”. Tal fue el mensaje que publicó en Facebook la filial leprosa local después de que el novato entrenador decidiera excluir al rubio volante del encuentro disputado contra Olimpo el domingo que pasó.

Por supuesto que la salida de Mateo no le brindó ninguna solución a Bernardi, sino más bien todo lo contrario: después de la paliza táctica que recibió Newell´s en el partido contra Rosario Central, el equipo no mostró respuestas futbolísticas ni anímicas y ante el débil conjunto bahiense volvió a caer sin atenuantes.

A raíz del mensaje difundido por la filial leprosa de Roldán, se desató una ola de voces de apoyo. “Pomelo tiene un huevo rojo y el otro negro”, fue quizás el comentario que -si bien un poco por demás gráfico- mejor describe la percepción que tiene el hincha sobre el deportista nacido en la ciudad. También se lo catalogó de “emblema indispensable e irrepetible”. Y el pedido por su vuelta a la titularidad traspasó los límites locales: las redes sociales explotaron sobre todo entre simpatizantes rosarinos que repudian de plano la actitud del técnico.

Después de una pretemporada durante la cual siempre estuvo entre los once de arranque, Diego Mateo no fue ni al banco en el primer partido del semestre que corre. En el siguiente encuentro integró la nómina de suplentes y en el clásico fue titular para luego volver a ser excluido y ni siquiera viajar a Bahía Blanca.